• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Carla de Vanegas, una especialista en reclutamiento de personal y presidenta de la plataforma digital Joven360.com, sostiene que alguien tiene que creer en los jóvenes y darles la oportunidad del primer empleo, “pero para que alguien pueda creer en ellos, tienen que saber decirles por qué deben creer en ellos”.

Vanegas en esta entrevista cuenta experiencias de jóvenes que han conseguido esa meta.

¿En qué consiste el trabajo que ustedes realizan y cómo nacieron estas empresas?

Somos una empresa que nació hace 21 años. Iniciamos con Search, que es una empresa que se dedica al tema del reclutamiento, o sea selección de personas. Nació en el Salvador y se fue expandiendo por toda Centroamérica, República Dominicana, Colombia y recientemente Ecuador. Hemos estado trabajando en los últimos 21 años en todo el tema de talento, pero sobre todo ejecutivo.

Hace seis años se nos acercó a nosotros el Gobierno de Estados Unidos y por toda la experiencia que tenemos en el tema del talento nos pidió que le ayudáramos en nuestros países, sobre todo en los del norte de Centroamérica. Ya que para muchos jóvenes es sumamente difícil conseguir su primer empleo. Entonces nos pidieron que les ayudáramos a crear un programa de pasantías, donde las empresas estuvieran dispuestas a abrirles sus puertas a jóvenes sin ninguna experiencia. Fue así que nos embarcamos y creamos esta plataforma, Joven 360.

Lo más importante de esta plataforma es que tratamos de ayudar para que el joven de 18 o 19 años que no tiene ningún tipo de experiencia no se sienta frustrado por no saber qué escribir. Un joven no debería tener currículo, pero sí una historia que contar. Entonces en la plataforma empezamos a hacerle una serie de preguntas que le ayudan a contar su historia. Lo primero que preguntamos es “quién sos”, solo con esa pregunta la gente ya se queda muda.

¿Qué pasó con sus clientes tradicionales?

Como nuestras empresas clientes ya estaban acostumbradas a contratar ejecutivos (con experiencia), entonces empezamos a decirles: “mirá ahora tenemos esta iniciativa que da empleo a los jóvenes”; nos dimos cuenta que también las empresas estaban teniendo retos enormes para identificar el talento joven, por lo que se logró una sinergia perfecta.

Joven 360 es una iniciativa social y nuestra promesa hacia los jóvenes es que nosotros les vamos a ayudar a construir su empleabilidad. Es decir, todo lo que hagan, una entrevista de trabajo, una charla, un taller, lo que sea que hagan, les puede ayudar a construir su historia.

Trabajamos mucho también el tema de jóvenes que quieran hacer voluntariado. A veces las pasantías no son remuneradas pero se tiene que tomar como una inversión en el futuro y por eso tratamos de concienciar y apasionar a los jóvenes por lo que hacen.

En el caso de Search Nicaragua, tenemos testimonios de jóvenes que hace dos o tres años comenzaron sus pasantías en algunas empresas y hoy tienen importantes oportunidades laborales en transnacionales.

En el caso de Nicaragua, ¿qué resultados han obtenido con Search, cuántos jóvenes han alcanzado esa meta?

Actualmente estamos atendiendo programas de pasantías con empresas transnacionales como Unilever, pero además en empresas locales, muchos de los jóvenes inician como pasantes y poco a poco van logrando ocupar una posición dentro de la organización.

Cantidad no te podría dar, pero sí es importante señalar que hemos ido ganando confianza y apertura en empresas que al inicio no aceptaban jóvenes sin experiencia. Al final eso es lo más importante, nuestro rol es la identificación y la conexión entre el joven y la empresa, pero lo que pase frente a la entrevista, en el lugar de trabajo depende de él. El joven es quien decide si dará esa milla extra.

Mencionaba algo de construir la empleabilidad de los jóvenes, ¿de qué manera contribuyen a esto?

La metodología de Joven 360 está basada en diez pasos con los cuales trabajamos a lo largo del tiempo. El primero es creer. Muchos jóvenes dicen que no tienen oportunidades de empleo, pero tampoco hacen algo por conseguirlo, estas nuevas generaciones están acostumbradas a la inmediatez. Segundo, completar tu historia. Una cosa es no tener un trabajo formal, pero otra muy distinta es ocupar el tiempo en actividades que te hagan crecer y no solo pasar en redes sociales, por eso promovemos el tema del voluntariado. En el voluntariado desarrollan competencias que ayudan en el mundo laboral. La tercera es prepararse. Por ejemplo hay un joven que es 100% bilingüe y aprendió con una aplicación gratuita, estudiando solo desde su casa, por tres años. También a través de las relaciones, creamos eventos en los cuales los jóvenes se conozcan entre ellos y también visiten las empresas. Por otro lado está el tema del emprendimiento, que es para los jóvenes que desean tener su propio negocio o empresa.

¿Puede ayudar realmente el voluntariado a la meta del primer empleo?

Las ONG no tienen recursos, sin embargo necesitan creatividad, innovación, planes de negocios, estrategias de evangelización y lo que estos jóvenes pueden darles es riquísimo, pero ellas a cambio fortalecen su empleabilidad, es decir, no es lo mismo tener cero experiencias que decir que trabajaste en una ONG. Yo una vez entrevisté una muchacha de 17 años que había sido directora de comunicaciones de Techo-Nicaragua y la experiencia que tenía era increíble. Algo importante del voluntariado es que te acerca a tu realidad, por eso lo promovemos mucho. Además, la mayoría de jóvenes que trabajan en ONG están ahí porque les apasiona, porque verdaderamente es voluntario.

¿Sigue siendo una dificultad el tema de la experiencia para obtener un empleo fijo?

Sí, sigue siendo una dificultad, pero es un chip que se puede cambiar, yo les pregunto a los ejecutivos, ¿tú tenías experiencia cuando empezaste? Alguien tiene que creer en los jóvenes y darles esa oportunidad, pero para que alguien pueda creer en ellos, tienen que saber decirles por qué deben creer en ellos. También, los responsables de recursos humanos o los encargados de reclutamiento deben tomarse un poco más de tiempo en conocer a la persona en lugar de leer lo que dice el papel y se van a sorprender de la capacidad, del potencial que tienen esos jóvenes.

¿Qué desafíos enfrenta la región y específicamente Nicaragua para reducir el índice de jóvenes excluidos del sistema educativo y laboral?

De Nicaragua te puedo hablar muy poco, pero a medida que he viajado a través de toda la región te puedo decir que tenemos una deuda hacia la juventud. Pero también lo veo desde otro ángulo, este no es un problema puntual, por lo tanto la solución viene de parte de todos, es decir, cambiar ese chip de esperar que alguien haga algo por mí. Siento que por años nuestros países, para bien o para mal, han tenido muchos subsidios, mucha cooperación internacional, muchas guerras, jóvenes con padres que trabajan en el exterior y los mantienen. Entonces el asunto es cambiar un poco la mentalidad, pero también invertir en educación. En la región tenemos carreteras, banca electrónica, telecomunicaciones, pero no hay inversión en las escuelas y para mí es un reto que se debe cumplir. Pero son procesos de mediano y largo plazo.

Carla de Vanegas, Ingeniera en sistemas

Es vicepresidenta ejecutiva de Search In, un consorcio líder en Centroamérica y República Dominicana en soluciones estratégicas de Recursos Humanos. Además es presidenta de Joven360.com.