•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Porque la seguridad sobre cuatro ruedas es de vital importancia para salvaguardar nuestra vida y la de quienes nos acompañan, no podés dejar de prestar atención al estado en el que se encuentran los neumáticos del carro, recordá que estas piezas son las que te garantizan una movilización rápida, eficaz y segura, además de un correcto comportamiento del vehículo. Someter a revisión las llantas de forma periódica y hacerle el mantenimiento de la presión de inflado por el consumo, te garantizará que estas tengan una vida útil más larga, aunque esto va a depender del uso que se les dé. Por lo general, los usuarios de vehículos manifiestan muchas inquietudes con respecto al mantenimiento de sus llantas, para ello Bernardo Ortega, gerente general de Axis, da respuestas a algunas preguntas frecuentes.

¿Los hábitos de manejo afectan la vida útil de las llantas?

La forma en la que manejamos puede regir la vida útil de nuestras llantas, si al conducir no tenemos precaución de esquivar baches, golpear las llantas contra las cunetas o piedras y la conducción agresiva, nos enfrentamos a un desgaste prematuro de las llantas y esto puede ocasionar daños al vehículo a largo plazo.

¿Puedo mezclar tipos de llantas en mi automóvil?

Muchas veces en la práctica nos encontramos con que hay clientes que andan una mezcla de llantas, es decir diferentes medidas y diferentes modelos de llantas para usos distintos. Esto no es recomendable, ya que los vehículos tienen una numeración definida para el buen funcionamiento del tren de dirección, índice de velocidad y carga de las llantas a fin de brindar una conducción más eficiente y segura. El tipo de llantas que escojamos para nuestro vehículo va a depender del tipo de uso y de los terrenos en los que transitemos con este.

¿Qué es la rotación de llantas?

El proceso de rotación consiste en cambiar las llantas de posición y de eje. El método a utilizar dependerá del sistema de tracción del vehículo y de la cantidad de llantas a rotar. En mi experiencia, recomiendo rotar la quinta llanta para asegurar la durabilidad óptima del set. 

El tipo de rotación más utilizado es en forma de X (de atrás hacia adelante); en este proceso se incluye la quinta llanta o llanta de repuesto, ya que esto alarga la vida de todas las llantas involucradas en el proceso. También existen otros tipos de rotación en relación al tipo de vehículo eje y cantidad de llantas a rotar.

¿La rotación regular de las llantas ayuda a extender la duración de las mismas?

Rotar las llantas es beneficioso de muchas formas. Al rotar las llantas durante el período de tiempo recomendado de 5,000 kilómetros, se puede preservar el balance de maniobrabilidad y tracción, además de equilibrar el desgaste. También proporciona ventajas de rendimiento. Utilizar la rotación como mantenimiento preventivo, igualará el ritmo de desgaste frontal/trasero y de lado a lado, al igual que disminuirá el ruido provocado el contacto con la superficie.

¿Por qué el balanceo es fundamental en el mantenimiento?

Si tu carro no está bien balanceado podés experimentar vibraciones, pérdida de estabilidad y dirección, y esto te puede ocasionar algún tipo de inconveniente o accidente en tu vehículo. Lo recomendable es realizar el balanceo cada tres meses o 5,000 km, también cuando se hagan cambios de llantas, cuando se realicen rotaciones o ante la primera señal de vibración o desgaste irregular de la superficie de rodamiento de la llanta.

Como tip, al sincronizar la rotación y balanceo con el cambio de aceite de tu vehículo facilitás recordar tu mantenimiento y asegurás la prevención adecuada para tu carro.

¿Cómo debe ser la adecuada presión de inflado de las llantas? 

La presión correcta la indica el fabricante del vehículo, asimismo la medida de las llantas, índice de carga y velocidad. La presión correcta está indicada en una calcomanía en la puerta del conductor, en la tapa del combustible y en el manual del vehículo. Llevar la presión correcta en las llantas te evitará un desgaste prematuro o deformación de las ruedas, desgaste disparejo de la banda de rodadura, mayor consumo de combustible y lógicamente, aumentará su tiempo de vida. Con un medidor de calidad, revisá este punto por lo menos una vez al mes con las llantas frías.

¿Los cambios de temperatura afectan la presión de inflado?

Las llantas son el único punto de contacto entre el vehículo y el terreno donde transitamos y así como en verano es imposible caminar descalzo sobre la arena caliente, no debemos olvidar que el calor de la estación incrementa la temperatura del asfalto, por lo que sí les afecta a las llantas.

¿Cómo podemos identificar cuando una llanta está gastada?

Monitorear el desgaste de la llanta es sencillo, solo debe utilizarse hasta que la profundidad de la banda de rodamiento llegue a los 1.6 mm. Esto lo podés hacer midiendo con un profundimetro o revisando los testigos que son pequeños indicadores en los zurcos de las llantas que nos avisan cuando el desgaste de la banda de rodamiento ha llegado al máximo nivel permitido.

Llantas ponchadas, ¿cambio seguro?

Esto dependerá de las recomendaciones del fabricante para esta llanta, el tipo de ponchadura o daño que haya sufrido la llanta, si esta corrió desinflada o ponchada un largo trayecto, los daños pueden ser irreparables. Antes de reparar una llanta debemos realizar un diagnóstico y revisar si esto no va a comprometer la seguridad y vida de la misma como la de los ocupantes del vehículo. De no tener arreglo o comprometer la integridad de la llanta, lo más recomendable es reemplazarla por una nueva.

¿Cada cuánto hay que realizar una revisión periódica de llantas?

Hay que realizar una inspección diaria por la mañana antes de emprender la marcha a nuestro día a día, es algo sencillo: revisar que no existan clavos o piedras incrustadas en los canales de las llantas que puedan provocar futuros daños, verificar que no hallan llantas bajas de presión y el desgaste de las mismas, esto nos puede ahorrar mucho tiempo e inconvenientes a largo plazo.

Igualmente, es necesario realizar la rotación de las llantas cada 5,000 kilómetros. En este lapso podemos identificar el desgaste de la llanta, así como si necesita balance o alineación el vehículo o alguna otra reparación mecánica.

Para evitar daños en las llantas

Instalación correcta de la llanta

Inspección diaria de escombros a las llantas

Mantenimiento preventivo de las llantas: Rotación, Balanceo y Alineación del vehículo

Manejo seguro y precavido

Evitar baches y hoyos

Verificar la presión correcta

Uso adecuado de las llantas según el terreno