•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Estamos a poco de disfrutar de las vacaciones más añoradas del año, la Semana Santa. Seguramente tenés una lista larga de tareas pendientes antes de salir de la ciudad, y hoy queremos recordarte una que es clave para el viaje, el chequeo de tu vehículo. Los expertos aconsejan no esperar a que el vehículo presente ruidos y desperfectos para inspeccionar la parte interna y externa de tu auto. 

Santos Escalante, mecánico con más de 20 años de experiencia nos comparte los aspectos que no debés olvidar revisar antes de emprender un trayecto por la carretera abierta.

1. Los neumáticos

Revisar el desgaste y la presión de las ruedas es importante para evitar posibles accidentes. No hay que perder de vista que el funcionamiento de los neumáticos actúa no solo en la dirección, sino también en la distancia de frenado y el agarre del vehículo.

2.  Las luces

Si únicamente conducís durante el día, es muy probable que no te des cuenta si alguna de las luces se funde. Por ende es importante cambiarlas si es necesario. Un alumbrado adecuado y en perfectas condiciones es imprescindible.

3. El aceite

El aceite o aditivo es muy importante para que el motor del vehículo esté lubricado. Al momento de revisar tu coche, medí el nivel de aceite y llenalo de nuevo si es necesario.

4. El estado de los frenos

Dale prioridad al sistema de frenado. Las inspecciones son esenciales para garantizar su correcto funcionamiento, ya que de él depende directamente nuestra seguridad vial.

5. Los amortiguadores

¿Sabías que con aproximadamente 80,000 kilómetros, los amortiguadores de nuestro auto empiezan a perder su eficacia? Este elemento permite el correcto funcionamiento de la dirección, los neumáticos o la carrocería de tu vehículo, así que no te olvidés de ellos.

6. El líquido refrigerante

El líquido refrigerante o anticongelante, como se conoce comúnmente, es el que recorre el radiador, es utilizado para prevenir la congelación de los sistemas internos del vehículo. Durante esta temporada es aún más importante porque se encarga de enfriar el motor. 

7. El tubo de escape

Si has notado una pérdida de la potencia, humos oscuros, o un sonido diferente que procede del motor de tu vehículo, buscá la respuesta en el sistema de escape. Incluso el mal estado puede ocasionarte una multa.