•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Por lo general, en todas las casas siempre hay un cuadro como instrumento de decoración que ilustra una temática en particular, desde retratos hasta paisajes. Hay familias que son aficionadas a las obras de arte, hay otras que no le prestan tanta atención a esto, sin embargo, la decoración con cuadros es un tema que tiene su ciencia y que es de vital importancia comprenderlo para que la presentación del interior de las paredes del hogar luzca armónica y limpia. Dependiendo de su tamaño, calidad y formato, se debe decidir el lugar adecuado de colocación del cuadro. Siempre es de gran ayuda asesorarse con un especialista, él tomará en cuenta tu gusto personal. En esta ocasión, el experto en decoración de interiores Manuel Lovo nos comparte sus mejores consejos para saber dónde colgar los cuadros y de qué manera agruparlos.

Para crear armonía, ¿cómo podemos evitar que las paredes luzcan como una galería de arte?

Se debe seleccionar el cuadro o arte dependiendo del área y función del espacio donde se coloca. No es necesario colocar todos los cuadros que se tengan. En el diseño y decoración menos es más. Tomando en cuenta el tamaño de la pared se recomienda dejar libre 1.20 metros desde el piso y dejar una línea como guía superior a 2.10 de altura y hay que colgarla a la altura de la mirada. En cuanto a las distancias, existe una ley casi matemática para no equivocarse: las piezas de gran tamaño siempre requieren mayor distancia y las más pequeñas, un acercamiento para la visión directa del espectador. 

¿Qué lugares de la vivienda son propicios para colgar cuadros?

Los gustos más convencionales se inclinan por tener naturalezas muertas en el comedor, figuras abstractas en las bibliotecas y paisajes en la sala. Este último espacio es el ambiente principal de la casa, el más amplio y además es un lugar social, por lo tanto las obras más grandes están destinadas para esta área. Los cuartos y los escritorios dan cabida a una elección más ecléctica, por lo general se trata de imágenes vinculadas a lo privado.

¿Hay algún lugar en especial que no es apto para decorar con cuadros?

En determinados espacios de la vivienda no es recomendable colgar cuadros, como en las paredes laterales de las escaleras o en los lugares donde la obra está expuesta a recibir golpes, ya que siempre debe evitarse que esta sufra algún tipo de daño. Tampoco debe ubicarse a grandes alturas, porque dificulta su apreciación.

¿Los colores de las obras también influyen en cuanto a su ubicación?

Una obra intimista, de colores suaves o en acuarela se admira mejor desde una distancia de por lo menos tres metros para que se distingan con mayor precisión sus tonalidades y sus formas. También es aconsejable que estén ubicadas sobre una pared angosta o de pequeñas dimensiones. Para una pieza de colores saturados y fuertes, los requisitos son exactamente los opuestos, ya que al destacarse a simple vista debe evitarse que resulte chocante o que genere un ambiente sobrecargado. Por eso, tiene que ser colgada con prudencia y se elegirá una pared de mayor superficie y que permita observarla desde aproximadamente unos 10 metros. 

¿Agrupar los cuadros siempre es más interesante que si están sueltos o repartidos por toda la habitación? 

Así es, pero se deben de manejar ciertos conceptos, como por ejemplo: la temática, ya que podríamos tener una pared de fotografías familiares y estas se podrían colocar en una pared que conecte a la zona familiar, también hay que considerar el tipo de marco o el color de los enmarcados conocidos como passepartout. Entonces, pueden agruparse por tema, por similitud o variedad de tamaños, por tipos de marco o por gamas de colores.

Como decoración, ¿la disposición simétrica de los cuadros resulta agradable a la vista?

La simetría es la colocación más simple y segura a la hora de decorar, por lo que no es la más creativa, pero resuelve y se puede estar seguro que es correcta.

En los ambientes angostos y reducidos, ¿de qué manera conviene colocar los cuadros? 

En los ambientes angostos no es bueno saturar el espacio. Es conveniente tener espacios libres que sirvan para descongestionar visualmente, en cambio si los espacios son grandes y luminosos podemos abusar de ellos con obras de arte grandes que nos aporten energía y bienestar.

Si dentro de nuestro hogar hay columnas, ¿estas pueden ser decoradas con cuadros pequeños? 

Se puede colocar cuadros o fotografías perfectamente que se adapten a la forma o proporción de la columna, sin llegar a los bordes o sobresalir de ellas.

¿Los cuadros siempre necesitan estar fijos (clavados) en una pared? Siempre es bueno tener en cuenta propuestas creativas de colocación de los cuadros. Estos pueden estar colgados en la pared, se pueden colocar sobre un estante, pueden estar colgados con cintas e incluso pueden estar sobre el suelo como en el tipo de decoración zen. Si se elige apoyarlos sobre superficies planas, puede hacerse sobre una base de cemento o de madera.

¿Por qué los cuadros son piezas fundamentales en la decoración de los hogares?

Los cuadros ofrecen interesantes recursos visuales. La decoración con cuadros incorpora un elemento no solo decorativo que ayuda a reforzar el estilo y aporta personalidad a la decoración, sino que también aportan un beneficio espiritual de acuerdo a la imagen que se selecciona.

¿Qué consejos nos podés brindar para conservar la calidad de los cuadros?

En la medida de lo posible, es necesario que los cuadros se cuelguen a una distancia de por lo menos un centímetro de la pared para contribuir con la circulación del aire. También es fundamental saber que las obras de arte expuestas al sol se decoloran y resquebrajan, en particular las acuarelas, los dibujos y los óleos. Tampoco es aconsejable colgarlas cerca de lugares calientes, porque el calor puede producir daños irreparables. Hay que fijarse en no colgar cuadros en zonas húmedas, como cerca del baño.