• |
  • |
  • Edición Impresa

Cuba dispone de 110 nuevos proyectos en su cartera de oportunidades de negocios con inversión extranjera en el sector turístico, una de sus principales fuentes de ingresos, informaron ayer medios locales.

El director general de Desarrollo e Inversiones del Ministerio del Turismo (Mintur) de la isla, José Daniel Alonso, explicó que entre las propuestas para estimular la entrada de capital foráneo destaca la introducción de los contratos de administración con financiación.

Mediante esa nueva modalidad, importantes compañías hoteleras pueden comprometerse con la inversión para remodelar las instalaciones, antes de iniciar su gestión administrativa, según el directivo citado por el semanario Opciones de la editora Juventud Rebelde.

Otra variante posible son los contratos de administración de servicios en marinas, valorados como un complemento importante para la operación hotelera en la isla.

Entre los proyectos en ejecución figura el primer hotel cinco estrellas plus en La Habana, el Manzana Kempinski, gestionado por la cadena suiza Kempinski en asociación con la corporación estatal Gaviota y que será inaugurado en abril próximo.

Otros que van por similar camino son los hoteles habaneros Prado y Malecón, y Packard, cuyas obras de construcción se han iniciado en alianza con la compañía española Iberostar y la francesa Accor, respectivamente.

Las obras para esos hoteles de lujo son parte del plan de Cuba de sumar 4,020 plazas hoteleras este año a las 67,000 que dispone en todo el país y alcanzar un total de 104,000 para 2030.

Cuba en 2016 consiguió por primera vez en su historia la cifra récord de 4 millones de turistas. Para 2017, las proyecciones de visitantes extranjeros a la isla apuntan a elevar el número hasta 4.2 millones.