•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los afiliados al régimen facultativo en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) mostraron mayor dinamismo en 2016, al crecer 79%, lo que permitió la ampliación de la cobertura de la seguridad social a trabajadores de menores ingresos, según el Informe Anual del Banco Central de Nicaragua (BCN). 

Teniendo en cuenta el crecimiento de los afiliados al seguro facultativo que informó el Banco Central y la cantidad de afiliados a este régimen en 2015 expuestos por el INSS, el año pasado habría unos 129,752 asegurados bajo el régimen facultativo.

Lea: Más trabajadores se afiliaron al INSS en enero

Al revisar el Anuario Estadístico del INSS, correspondiente a 2015, se observa que un crecimiento del seguro facultativo integral al pasar de 1,880 personas afiliadas en el año 2006 a 43,751 en 2015. “Igual comportamiento presenta el seguro facultativo de IVM pasando de 1,617 a 28,736 asegurados en el mismo período”, reza el documento del INSS. 

En su informe, el INSS justifica que dicha tendencia en 2015 es el resultado de la gestión en la captación de trabajadores por cuenta propia, así como la apertura de nuevas delegaciones y oficinas en los diferentes municipios para atender a los trabajadores con mayor eficiencia y agilizar los procesos, tanto en la captación como en la atención a los trabajadores. END

Empleo formal 

Los afiliados al INSS alcanzaron a diciembre de 2016 los 878,019 empleados, lo que equivale a un crecimiento promedio anual de 10.8%. “Entre las actividades económicas con mayor participación en la creación de trabajo formal en los últimos doce meses, se ubicaron los servicios comunales, sociales y personales, así como comercio, hoteles y restaurantes y el sector financiero”, indica el BCN. 

“Por régimen de afiliación, destacan los inscritos al régimen integral, los cuales crecieron 4.8 por ciento. Por su parte, los afiliados al régimen facultativo mostraron mayor dinamismo, al crecer 79.0 por ciento”, precisó la institución, cuyo presidente Ovidio Reyes presentó el documento la mañana de ayer ante los diputados de la Asamblea Nacional. 

Te puede interesar: Informalidad reina en el sector construcción

A criterio del expresidente del Banco Central de Nicaragua, Mario Arana, el crecimiento de la formalidad de 10.8% es consistente y es una de las más altas que se han registrado en el país; sin embargo, señala que aún hay camino que recorrer para lograr formalizar a decenas de personas que laboran en la informalidad.

“La informalidad ha crecido en términos de 2006 y eso debería ser una preocupación. Hay que explicar qué está provocando esa creciente informalidad, hay que ver qué medidas se pueden tomar y hacer más factible crear empleos formales”, mencionó el expresidente del Banco Central de Nicaragua. 

Crecimiento por sectores 

De acuerdo con el Informe Anual, los sectores con mayores crecimientos en la creación de empleo formal fueron “construcción (21.8%), posiblemente ligado al impulso en la inversión pública; transporte, almacenamiento y comunicaciones (19.9%); servicios comunales sociales y personales (14.2%); y el sector financiero (14.0%)”.

El documento hace hincapié en que se incorporaron en promedio 83,810 nuevos asegurados, de los cuales el 42.9%  fueron generados por servicios comunales, sociales y personales; seguido por comercio, hoteles y restaurantes, con el 21.5 por ciento; y el sector financiero, con el 12.2 por ciento. 

En tanto, continúa el informe, el empleo en la industria manufacturera se expandió 4.5%, un dato mayor al 2.3% de 2015, “lo que se derivó, en parte, de los puestos generados por las empresas que operan bajo el régimen de zonas francas, las cuales alcanzaron un nivel de ocupación de 114,568 trabajadores en noviembre 2016 (109,982 en el mismo mes de 2015) y una tasa de crecimiento de 4.2 por ciento”. 

Sistema financiero 

En la comparecencia ante los diputados, Ovidio Reyes precisó que los indicadores de desempeño del sector financiero se mantuvieron sanos en términos de rentabilidad, adecuación de capital, liquidez y morosidad. Además mencionó que la cartera de crédito creció 18.4% y los depósitos crecieron 8.6%, mostrando un buen dinamismo, aunque a tasas de crecimiento menores.