•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los bancos necesitan desarrollar las interacciones dinámicas y personalizadas que los consumidores están demandando, además de ofrecer las interacciones correctas a los segmentos de clientes correctos, según manifestó ayer la puertorriqueña Muriel Ruiz, directora de Desarrollo de Ventas y Negocios en Bantu Group, quien participó en Nicaragua en la Expo Solutions 2017, una iniciativa que reúne a expertos de la región para identificar oportunidades sobre cómo aprovechar del desarrollo tecnológico para la inclusión financiera. 

Ruiz, quien es especialista en el desarrollo estratégico de planes de negocio, con  experiencia en la implementación de soluciones y procesos enfocados en la mejora de la eficiencia de instituciones financieras, fue una de las expositoras en el evento impulsado por la empresa nicaragüense AK Digital. “La inclusión financiera es la prestación de servicios financieros a costos accesibles a los sectores desfavorecidos y de bajos ingresos en la sociedad”, dijo.

La experta precisó que dos billones de personas, es decir, el 38% de los adultos en el mundo, no utilizan los servicios financieros formales y el 73% de las personas pobres no están bancarizadas. Estas cifras representan una gran oportunidad en el mercado. En el caso de Centroamérica, apuntó que el 40% de la población tiene una cuenta en una institución financiera frente al 50% en América Latina. Y solo el 2% tiene una cuenta financiera móvil. 

Celulares 

La presencia masiva de teléfonos celulares en la población no debe ser desaprovechada, coincidió Edwin Home, gerente de Soluciones y Servicios para Valid en Latinoamérica. “Estamos hablando de utilizar los teléfonos móviles para hacer transferencias o para comunicarme con mi banco, siguiendo un canal que ya está establecido de forma cómoda y rápida. Ya no hay restricciones. Además hay otras tecnologías que permiten masificar el acceso a internet, como wifi o flooring, que con solo abrir la aplicación en un punto específico comenzamos a recibir datos sin necesidad de contratar un plan con el operador celular”, refirió el especialista en diseño, implementación e innovación de soluciones financieras de origen colombiano.   

Home señaló que la inclusión financiera debe permitir el acceso a través de diferentes canales o diferentes sectores, también debe dar una solución que tenga aceptación, prestar un servicio de calidad en todos sus niveles y también debe dar bienestar.  

“En Colombia tenemos la experiencia de Daviplata, un servicio que lleva siete años trabajando sobre el cual desarrollamos la APP móvil para teléfonos inteligentes, la cual ha sido un éxito rotundo. En menos de diez meses tenemos más de 400 mil usuarios inscritos que están tranzando y sacando dinero sin necesidad de una tarjeta plástica y pudiendo comunicarse directamente, vía chat, con los centros de atención”. 

Julio Arévalo, director ejecutivo regional de Corporación Tecnología Transaccional, añadió que bancarizar a la población no solo es otorgar tarjetas de crédito o instalar cajeros automáticos, también es crear productos para áreas sociodemográficas específicas. “Por ejemplo, si una comunidad es agrícola, vamos a crear productos  financieros agrícolas. Uno de los mayores problemas que tenemos en los países de Centroamérica es que nuestra clase media baja esta desprotegida en términos sociales. Entonces las instituciones financieras tienen que aprovechar productos para llenar esos espacios”, subrayó Arévalo, originario de Guatemala. 

Por su parte, Karina Molina, gerente general de AK Digital, manifestó que la iniciativa surgió del hecho de que el uso de la tecnología, la innovación y el manejo de datos son elementos clave para las empresas, sobre todo para aquellas que prestan servicios financieros.