•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A unos 20 kilómetros de Matagalpa, en la comunidad Aranjuez, se encuentra la finca cafetalera Monimbó, cuyo grano recientemente pasó a formar parte de la exclusiva y limitada oferta de café premium Starbucks Reserve, de la famosa cadena internacional de cafeterías.

Desde hace casi 35 años esa finca se dedica a la producción del grano de oro y ha obtenido más de cinco certificaciones internacionales.

Starbucks hace una selección de los cafés especiales más exóticos y excepcionales que se destacan no solo por su sabor y aroma, sino también por las condiciones sostenibles en las que fueron cultivados y cosechados. 

La taza de Monimbó se caracteriza por su balance, aroma dulce y sabor a albaricoque y chocolate.

Te interesa: Café robusta en crecimiento​

Danilo Marenco, propietario de Monimbó, expresó que se siente muy orgulloso por esa distinción, puesto que “más que un reconocimiento a nosotros, es un reconocimiento al café de Nicaragua”.

“Esto es como haber llegado a la cima, el máximo que pudo haber obtenido un productor, que una cadena tan importante que tiene tiendas en los tres continentes esté vendiendo nuestro café. Es el producto de tantos años de trabajo y de pasión por el café”, agregó.

Marenco hizo énfasis en que “esa honrosa distinción” es gracias a la labor de su hijo y los trabajadores que administran la finca, además del apoyo del Grupo Mercon, a través de su empresa CISA Exportadora, que procesa y comercializa su producto.

CERTIFICACIONES 

Monimbó fue la primera finca certificada por Starbucks en 2004, además obtuvo la certificación de Rainforest Alliance (2006), UTZ Certified Good Inside (2007) y la más reciente fue la de  AAA Nespresso (2010). Además trabajan con Illy café, que es una de las tostadoras más importantes del mundo.

Actualmente producen 3,500 quintales de café anualmente.

Marenco dijo que inició con 60 manzanas de producción en la década de los 80, cuando compró esa propiedad, ahora cultiva 150 de las 250 manzanas en las que se extiende la finca y a la vez reserva natural.

“El nombre de Monimbó es emblemático para Nicaragua. La valentía de su gente, demostrada en la Revolución lo da a conocer en el mundo. Además Carlos Mejía (Godoy) lo destaca en su música. Ahora Starbucks distingue el nombre de Nicaragua y de Monimbó vendiendo nuestro café en sus tiendas ubicadas en varios países del mundo”, dijo emotivamente Marenco.

John Gardina, gerente comercial de Mercon Centroamérica, dijo que lo primero que Starbucks pide es una calidad mucho más especial en comparación con los demás cafés de la región, así como criterios de sostenibilidad y que esté involucrada con la comunidad. Haber sacado puntajes altos en las evaluaciones de Café Practices.

Lea: Buscan los mejores cafés de Nicaragua para ser subastados

En este caso, el café de la finca Monimbó obtuvo una puntuación de 114, que es la más alta en el país. Gardina consideró que “algo importante es que Star-

bucks no solo está poniendo el café de Monimbó en centenares de tiendas en todo el mundo, sino el nombre de Nicaragua. Para la caficultura del país significa ubicarnos en el mapa y es algo que debería ponernos orgullosos”.

COMPROMISO SOCIAL

CISA Exportadora, Starbucks y finca Monimbó permitirán que este año la escuela de la comunidad Aranjuez tenga acceso al agua potable. 

Aunque en la comunidad existen fuentes de agua, durante el verano es escasa, por lo cual el propietario de la finca abastece parte de la comunidad y en especial a la escuela con las fuentes naturales que están dentro de la finca.

Gardina contó que Starbucks otorgó una donación para construir un sistema que traslade el agua de la finca Monimbó hasta la escuela de Aranjuez. 

CISA Exportadora trabaja con unos 5,000 productores de Nicaragua, la mitad de ellos reciben servicios como asesoría técnica y financiamiento, entre otros, indicó Gardina.

Además: Taza de la Excelencia entra a su etapa final

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus