• |
  • |
  • END

NUEVA YORK / AFP

Los precios del petróleo cerraron en leve baja este jueves, luego de un agitada sesión en Nueva York, en un mercado alérgico a toda información que pueda cambiar el actual equilibrio entre la oferta y demanda mundial de crudo.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de “light sweet crude” para entrega en febrero terminó en 91.06 dólares, en baja de 16 centavos.

“La mitad de los operadores ya partió en vacaciones y los que todavía están aquí quieren asegurar sus beneficios. Nadie se mueve realmente”, explicó William Edwards, analista del gabinete que lleva su nombre.

“En ese contexto, es fácil iniciar un movimiento tanto en un sentido como en otro”, agregó.

En consecuencia, la sesión fue muy irregular, alternándose las tendencias a la baja y alza, en función de las informaciones que indicaban ya sea los temores sobre el aprovisionamiento de crudo, o un eventual descenso de la demanda.

Entre los factores bajistas, los analistas subrayan la persistente incertidumbre sobre la desaceleración del crecimiento en Estados Unidos, que absorbe cerca de 15% de la producción mundial de crudo.

Una frenada de la economía estadounidense limitaría severamente la demanda de petróleo.

“La reanudación del tráfico en el canal de Suez luego de que encallaran dos buques-tanque a la entrada sur del canal, también influyó sobre la tendencia bajista”, agregó Mike Fitzpatrick, analista de MF Global.


Caída más fuerte de lo previsto
La caída más fuerte que lo previsto de las reservas petroleras estadounidenses, anunciada el miércoles, y los rumores que circulan sobre un descenso de la producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), sostuvieron, por su parte, el alza esporádica de los precios.

Ente tanto, las cotizaciones del petróleo siguieron una evolución mixta en Londres y Nueva York al día siguiente del anuncio de una fuerte caída de los inventarios de crudo en Estados Unidos, en un mercado letárgico al acercarse las vacaciones de Navidad.