•  |
  •  |
  • END

Afectado por una fuerte caída en la producción, el sector cafetalero también experimenta la incertidumbre de no saber si contará con el financiamiento adecuado para echar a andar el próximo ciclo productivo y en vez de lograr el repunte que corresponde por la bianualidad, podría experimentar otra caída de la cosecha.

Así observa Frank Lanzas, Presidente de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa, Asocafemat, el panorama cafetalero del 2009, en momentos en que la crisis económica mundial está cambiando las reglas del juego en el Sistema Financiero Nacional para el otorgamiento de crédito.

El productor estimó que solamente falta el 5 por ciento de la recolección de la cosecha cafetalera del ciclo 2008-2009, sobre todo en las zonas más altas.

“A estas alturas debería estarse trabajando con miras a la próxima cosecha, pero los bancos más bien están presionando dos meses antes del vencimiento, para que les paguen, igual las microfinancieras”, expresó.

El presidente de Asocafemat manifestó que todavía no conocen la política que seguirá la banca para el financiamiento de este nuevo ciclo productivo y probablemente esto provoque otra merma en la cosecha cafetalera, a pesar de que por la bianualidad, la próxima debería ser de producción alta.

Señaló que el financiamiento debe ser amplio, suficiente y a tiempo, porque de nada sirve obtener los recursos en septiembre u octubre, cuando se acerca la recolección de la cosecha. Explicó que en los primeros meses del año, la plata necesita que se le brinden los nutrientes necesarios para poder garantizar que la producción sea buena.

Lanzas también consideró preocupante el que se esté hablando de tasas de interés del 18 por ciento en la banca local, porque eso se traduce automáticamente en un 24 por ciento para el productor, un nivel que no lo soportan los agricultores.

Dijo que hace pocos días le hizo una consulta al gerente de uno de los bancos sobre las posibilidades de financiamiento y éste le respondió que todavía no se había reunido la junta directiva para ver qué política van a seguir para este nuevo ciclo productivo.

Recordó que en el pasado, cuando terminaban el corte del grano, se presentaban al banco con la constancia de que el café ya estaba en bodega, y con esa garantía, obtenían de manera rápida el financiamiento. “Ahora están esperando que les paguen y si quedan debiendo aunque sea 100 córdobas, se dificulta que otorguen crédito”.

Aunque ya está casi finalizada la cosecha del ciclo productivo 2008-2009, el presidente de Asocafemat indicó que aún no tienen datos precisos sobre cuánto representa la reducción de la cosecha cafetalera de este año, pero la estimó en un 40 por ciento con respecto a la del año pasado, debido a factores climáticos y falta de financiamiento.