•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Parte del éxito en el crecimiento económico que ha experimentado Nicaragua en los últimos años se debe a una mayor diversificación de la estructura productiva del país, afirma el Banco Central de Nicaragua (BCN) en el Informe Anual 2016.

En ese sentido, el BCN explica, tomando como referencia los períodos 1994-2001 versus 2012-2016, que la participación de las exportaciones en el Producto Interno Bruto (PIB) del país se ha duplicado en los últimos años, “lo cual ha sido producto, entre otras cosas, de la mayor diversificación de la matriz exportadora”.

Más: Exportaciones “récord” en el primer trimestre del año

De acuerdo con el Banco Central, la participación de las exportaciones en el PIB pasó de 17.8% en el período 1994-2001 a 40.9% en el 2012-2016, “siendo las exportaciones de zona franca, mineras y de manufactura las que han ganado mayor participación”. END

Las cifras oficiales indican que en 2016 el PIB de Nicaragua ascendió a US$13,230.1 millones y las exportaciones totales, incluyendo zona franca, a US$4,839.2 millones. En este año, sin embargo, las exportaciones tuvieron una caída de 1.2%, debido en parte a la disminución de los precios internacionales de las materias primas.

Allá por 1994, el PIB de Nicaragua era de US$2,976.2 millones y las exportaciones totales apenas superaban los US$300 millones.

La mayor participación de las exportaciones en el PIB del país ha contribuido a conseguir una reducción en el déficit de cuenta corriente (un indicador económico que mide cómo la economía del país interactúa con el resto del mundo), pasando de un promedio de 18.5% con respecto al PIB, en el período 1994-2001 a 9.3% en el de 2012-2016, según el BCN.

Te puede interesar: Exportaciones de productos no tradicionales se duplican

Valor agregado

Para Guillermo Jacoby, presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), ha habido un avance en la transformación productiva del país a través de los años, pero señaló que siempre hay muchos retos por delante. Nicaragua sigue dependiendo de las ventas al exterior de materias primas, sin ningún valor agregado, como el café.

Ejemplificó que hay tres ciudades en el país que se han desarrollado en los últimos años gracias a que tienen industrias que brindan valor agregado a la producción: Estelí, donde se ha desarrollado la industria del puro; Chinandega, con el aceite, camarón y otros productos; y de Chichigalpa, con el ron.

“Hay dos o tres ciudades adicionales que exportan otros tipos de servicios con valor agregado: León, Granada y San Juan del Sur. ¿Qué exportan ellos? Turismo. Entonces, todas aquellas ciudades que están generando valor agregado son las ciudades más ricas de Nicaragua, independientemente de Managua, porque es la capital”, expresó el presidente de APEN.

Además: Presidente del Banco Central considera “clave” cambiar matriz exportadora

Eso, para Jacoby, es lo que ha ayudado a hacer un “pequeño cambio” en la capacidad productiva del país, pero insistió en que se deben desarrollar polos de desarrollos donde se genere valor agregado a los productos, para depender menos de las exportaciones de materias primas.

En 2016, Nicaragua consiguió una tasa de crecimiento en el PIB de 4.7%. El país ha tenido un destacado crecimiento en su economía en los últimos años, promediando una tasa de 5.3% en el período 2011-2012, según el BCN, el que ha estado por encima del de Centroamérica y República Dominicana: 3.9%.