•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A tan solo 3.5 kilómetros al noroeste de Camoapa, camino hacia la comunidad Mombachito, se encuentra la finca agroturística Santa Matilde,  donde funciona el Centro Turístico Selva Mombachs, un lugar acogedor en el que el visitante entra en contacto con la naturaleza, gracias a que ubica en las faldas de la Reserva Natural Mombachito.

Esta finca cuenta con atractivos naturales y culturales que llaman la atención de los turistas. Un bonito paisaje, un clima agradable, porque está a una altura de más de 700 metros sobre el nivel del mar, una cálida estancia y un buen menú, conforman la oferta de Selva Mombachs, en el municipio de Camoapa.

“Estamos abiertos al turismo veranero,  personas que vienen a bañarse y  divertirse sanamente en familia”, asegura el productor Armando Fernández, propietario del negocio familiar Selva Mombachs. Por lo general en periodo de Semana Santa, unas 2,500 personas visitan el lugar, con un promedio de unas 300 personas por día. Los propietarios aprovechan los ríos para brindar tours

Tours

Parte de la oferta son dos hermosas piscinas, para niños y adultos, así como cabalgatas, para lo que se dispone de siete caballos que hacen el recorrido por la finca, y caminatas en los senderos con el apoyo de guías.

En el recorrido se puede apreciar un bosque de unos 4,000 árboles de Pochote, Teca, Caoba y Cedro,  y en otro lugar de la finca hay unos 5,000 árboles de Cedro.

 Los propietarios están aplicando la  reforestación por regeneración natural, y un proyecto de árboles frutales,  con el objetivo de convertir la propiedad en una verdadera selva, y dar cobijo a visitantes como los monos congo, que son un atractivo más en el lugar.

“Este centro está dentro de la oferta turística calificada para invitar a los turistas nacionales y extranjeros a que vengan a disfrutar de un buen ambiente, de sus piscinas, su gastronomía, sobre todo de la paz, la tranquilidad y la amabilidad con que los dueños de Selva Mombachs atienden al público que los visitan en esta temporada”, señaló Nancy Jarquin, delegada departamental del Intur, Boaco.

Carmen Marín López dijo que el proyecto turístico Selva Mombachs, es un negocio familiar  que su esposo Armando Fernández decidió emprender con ella y sus dos hijos, ya que todos se involucran en la atención de los visitantes. “Poco a poco lo hemos venido construyendo con nuestro propio esfuerzo”, comentó la empresaria quien se encarga del servicio de restaurante.

Otro atractivo para el disfrute del visitante es un salto de unos ocho metros y varias quebradas que bajan del cerro, donde todavía se puede observar a los cangrejos y tortugas pecho quebrado.

El historiador Andrés Mendoza Bravo, resaltó las cualidades del proyecto turístico Selva Mombachs. “Es un lugar que no está muy lejos de la ciudad de Camoapa, si se sabe aprovechar partiendo de su tradición, cultura e historia, porque está enclavado en una de las dos reservas naturales del municipio, tiene una gran relevancia, así como el aspecto escénico desde donde se puede apreciar el volcán Mombacho y el lago de Granada.