•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De las personas que aportan la mayoría de los ingresos al hogar, el 46.3%  trabaja por cuenta propia, el 41.3% es asalariado y el 15.1% son receptores, revela la encuesta de Sistema de Monitoreo de la Opinión Pública (Sismo) elaborada por firma M&R Consultores.

A pesar de incursionar de manera independiente en el mercado laboral, los cuentapropistas aún lo hacen en medio de la informalidad, ya que el 82.7% de ellos no está inscrito en la Seguridad Social, y por ende sus colaboradores tampoco. Datos de la encuesta también revelan que quienes tienen un negocio propio, emplean al menos a una persona.

A criterio de Raúl Obregón, gerente general de M&R Consultores, estos datos podrían dar luz sobre la situación del sistema de Seguro Social y de salud pública.

De interés: Pymes contribuyen a dinamizar crecimiento

“Según los datos se podría suponer que hay  una percepción de disfuncionalidad del Seguro Social y del sistema de salud pública. Muchas personas optan por atenderse en centros de salud y hospitales públicos y pareciera que si falta una campaña que motive y muestre a las personas acerca de las ventajas que tiene el asegurado (al pertenecer al Seguro Social) que no solo es problemas de salud y motivarlos a afiliarse”, analizó Obregón.

Este grupo (trabajadores por cuenta propia) “principalmente tiene que ver con servicio y comercio”, agregó Obregón.

El Informe Anual 2016, publicado recientemente por el Banco Central de Nicaragua (BCN), señala que el comercio creció 5.8% en 2016 y que aportó 0.6 puntos porcentuales al crecimiento económico. “Su desempeño se basó, en gran medida, en el comercio minorista, el cual aportó 0.4 puntos porcentuales”, precisa el informe.

Mujeres en la economía

Del total de encuestados el 45.9% trabajador por cuenta propia, de estos el 43% era mujer. La edición 52 de Sismo publicada en octubre pasado, reflejó que el 50.4% de las mujeres de PSH eran trabajadoras por cuenta propia, en abril de este año la proporción disminuyó y alcanzó el 38%.

Las mujeres que son PSH  han presentado una tendencia positiva. En el Sismo de octubre 2016, el 33.2% de los PSH fueron mujeres, mientras que la de abril 2017 refleja que esa proporción se incrementó hasta alcanzar el 37.9%.

“Se mantiene (la tendencia) pero lo que a mí me llama la atención de la mujer como PSH es que aumenta a paso lento, pero sigue avanzando. Significa un cambio trascendental, porque hace 15 años el hombre acaparaba prácticamente el total del mercado laboral”, indicó.