•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) bajó ayer 0.78% y terminó en 49.23 dólares el barril, arrastrado por el temor en los mercados al impacto que pueda tener el aumento de las reservas de crudo en Estados Unidos.    

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en junio, los de más próximo vencimiento, bajaron 39 centavos respecto al cierre de la última sesión.                  

El crudo de referencia en el país siguió perdiendo posiciones y estuvo a punto de perder la barrera de los 49 dólares, en medio del temor en los mercados que provoca el aumento de las reservas y la incapacidad de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo)  de frenar la caída de los precios.           

El llamado “oro negro” sigue bajo presión por el temor a que Rusia vuelva a aumentar sus extracciones si el cartel petrolero decide no mantener los límites pactados en noviembre, así como el persistente aumento de los yacimientos activos en EE.UU.   

Por su parte, los contratos de gasolina para entrega en mayo aún de referencia, bajaron dos centavos hasta 1.62 dólares el galón, y los de gas natural con vencimiento en ese mismo mes cedieron cuatro centavos y cerraron en 3.06 dólares por cada mil pies cúbicos.

En Nicaragua el precio más alto de los combustibles se presentó en la semana del 16 al 22 de abril. En la primera semana de enero, el costo de la gasolina súper era de C$28.60 por litro y en la semana antes mencionada alcanzó C$29.37.

Por otro lado la factura petrolera del año pasado disminuyó 11.2% al pasar de 777.8 millones de dólares en 2015 a 690 millones de dólares en 2016. El ahorro entre 2015 y 2016 fue de US$86.8 millones según el Informe de Comercio Exterior, publicado por el Banco Central de Nicaragua (BCN).