•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El coordinador de la delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI) que está en Managua, Fernando Delgado, consideró ayer, al término de una reunión con autoridades nicaragüenses, que la inversión privada en el país es uno de los factores más importantes en el crecimiento económico de la última década.

“En Nicaragua tenemos una inversión privada muy fuerte, bastante superior a la media de la región de Centroamérica”, destacó Delgado. El coordinador de la delegación del FMI también resaltó que el sector agrícola nicaragüense tuvo un desempeño bastante importante que “ayudó a mantener una tasa de crecimiento por encima del resto de países de Centroamérica”.

La delegación del organismo multilateral estuvo reunida con el presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Ovidio Reyes; el asesor presidencial para asuntos económicos, Bayardo Arce; y el presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, Wálmaro Gutiérrez.Autoridades del Gobierno reunidas ayer en el BCN.

Durante el encuentro que el FMI sostuvo con representantes del Gobierno, Delgado manifestó que el nivel de crecimiento económico de Nicaragua (4.5% y 5%, según la proyección anunciada por el BCN) está dentro del límite esperado y se podrá mantener con la financiación tanto del sector público y externo.

El representante del organismo financiero internacional indicó que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de Nicaragua para este año estará en torno al 4.5 %, pero remarcó que podría superar esa marca debido a los cambios estructurales que se han efectuado en los últimos años y que todavía no han terminado de dar sus frutos.

La delegación del FMI tiene entre sus compromisos valorar la evolución económica de Nicaragua en 2016 y las perspectivas del 2017, en el contexto de la evaluación anual conocida como Artículo IV. El FMI también se reunirá con representantes del Sistema Financiero Nacional, cámaras empresariales, donantes y centros privados, de acuerdo al BCN.

“Hemos hecho una primera valoración del desempeño económico de Nicaragua durante el año 2016, que ha sido muy positivo, y es uno de los países con mayor crecimiento en Centroamérica, con un 4.7% del PIB y con una inflación bastante estable, muy por debajo de las previsiones”, destacó el coordinador de la delegación.

Agregó: “Para 2017 vemos que la economía marcha muy  bien, también en el primer trimestre y vamos a intentar recabar la mayor información posible para realizar una valoración dentro de nuestro informe”.

Nicaragua fue uno de los tres países con mayor crecimiento en la región solo superado por Panamá y República Dominicana.

En conferencia de prensa, el presidente del BCN, Ovidio Reyes, enfatizó que Nicaragua se encuentra con un desempeño macroeconómico robusto y positivo, por lo que “ahora la delegación del FMI viene a corroborar lo que nosotros hemos venido presentando como resultados económicos que ubican a Nicaragua en una excelente posición junto con otros países”.

Las proyecciones de los organismos financieros internacionales señalan que la economía nicaragüense seguirá creciendo más que el promedio de Centroamérica. En esta región, solo Panamá superaría a Nicaragua, con un crecimiento de 5.8%, según el FMI y 5.4%, de acuerdo con el Banco Mundial (BM).

Preocupación

La delegación del FMI mostró preocupación por la disminución de los flujos de cooperación venezolana y ven esta situación como uno de los riesgos externos del país. “Hemos visto que ha caído en el volumen (la cooperación venezolana) en los últimos dos años de forma significativa y hasta ahora no ha generado un problema”, indicó Delgado.

“Nos preocupa en el sentido que evidentemente cuando alguien que estaba dando financiación va a dar menos financiación, hay que ver cómo la financiación que antes venía de ese proveedor se compensa con otros o se hace menos necesaria eliminando parte de las necesidades de financiación”, expresó el coordinador de la misión del FMI.

A pesar de la disminución de la cooperación venezolana, el FMI tiene para el país “buenas perspectivas”, debido a que desde 2014 y 2016 “eso ya se ha venido produciendo, ha venido disminuyendo la cantidad de financiación de la cooperación venezolana, sin embargo, no ha planteado un problema para la financiación para el cierre del déficit de cuenta corriente”.

Otro de los temas que el FMI ve con preocupación es la propuesta de ley Nicaraguan Investment Conditionality Act (NICA), también conocida como Nica Act, la cual fue presentada a inicios de abril ante la Cámara de Representantes de Estados Unidos con el respaldo de 25 congresistas, entre estos Ros-Lehtinen, Albio Sires, Jeff Duncan.

La iniciativa contempla que el presidente de Estados Unidos instruya a los directores ejecutivos de las instituciones financieras “a usar su voto, voz e influencia para oponerse a cualquier préstamo para el beneficio del Gobierno de Nicaragua que no esté relacionado con las necesidades básicas humanas o para promover la democracia”.

“Vemos con preocupación la Nica Act, nos parece que pudiera tener implicaciones negativas para Nicaragua, cosa que también vamos a evaluar dentro de las discusiones de política con las autoridades y veremos qué tipo de políticas se pueden tomar para prevenir los posibles efectos negativos”, subrayó Delgado.

El organismo financiero también dijo que está interesado en la viabilidad financiera del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), es por ello que le dedicará un capítulo adjunto al informe final que emitirá al término de su misión en Nicaragua.

“El INSS es algo que nos interesa tanto y que nos parece tan importante en este momento en Nicaragua (…) vamos discutir con las autoridades cuáles son las posibles soluciones para restablecer la viabilidad financiera del INSS), concluyó Delgado.