• |
  • |
  • END

Nicaragua tiene, a toda costa y de manera urgente, que realizar inversiones en infraestructura vial, en electrificación rural, en redes de frío e incrementar la productividad láctea por todo el país, para poder aprovechar los buenos precios que tiene la leche en el mercado internacional, advirtió el director ejecutivo de Centrolac, Alfredo Lacayo.

Fuentes ganaderas señalan que en el mercado internacional la leche en polvo alcanzó un precio de aproximadamente seis mil dólares la tonelada.

La advertencia la realizó Lacayo al comentar que desde hace unas dos semanas se ha dado cierto desabastecimiento de leche a nivel de detallista por la coincidencia en el tiempo de varios factores, que a la par incrementaron los costos de operación del acopio.

De acuerdo con Lacayo, este desabastecimiento es inusual porque a estas alturas debería haber suficiente leche, pero la intensidad de las lluvias que se presentaron en el último mes del invierno provocó estrés en las vacas lactantes, lo que baja la producción, a la vez que estas reses ya estaban a 90 días de haber parido y, por lo tanto, su producción normal también ya estaba bajando.

El estrés provoca una baja en la producción de leche de las vacas, pero también a este problema se sumó el del mal estado de los caminos de macadam y de los de penetración a las fincas ganaderas, pero además, de acuerdo con Lacayo, algo que está afectando la lechería en Nicaragua es la llegada de acopiadores informales tanto de El Salvador como de Honduras.

En ese sentido, el empresario manifestó que los compradores ocasionales e informales de Honduras y El Salvador están contribuyendo a afectar la estabilidad del mercado nacional en un momento en que por cuestiones climáticas la producción resultó momentáneamente disminuida.

Respecto de la necesidad de aprovechar los altos precios internacionales, explicó que para ello se requiere pasar de una productividad de cuatro litros diarios por vaca a seis, a fin de incrementar la producción y ayudar a sacar a más gente de la pobreza en el país. Recordó que la productividad por vaca en Costa Rica es de 16 litros diarios.


Aprovechar demanda
“Si no sabemos aprovechar esta ola de mayor demanda de leche en el mundo, sólo nos quedará el medio ambiente más dañado, que en vez de pastos habrá desierto y sin haber obtenido más ingresos, por lo tanto, advirtió que hay que tener mucha sabiduría para aprovechar la oportunidad, produciendo más barato y respetando el medio ambiente”, destacó el director ejecutivo de Centrolac.

Destacó el ejecutivo de Centrolac que en el país existen 150 mil productores que sacan entre tres y cuatro millones de litros de leche, de lo cual sólo un millón de litros llega a los centros de acopios, por lo que el reto es lograr que a esos sitios lleguen dos o tres millones adicionales, para que se les saque valor agregado en la industria y no pierdan calidad y pecio. Por el quince por ciento de la producción nacional están compitiendo unas 30 empresas formales locales, en tanto que el 85 por ciento restante de la producción en la práctica se desaprovecha. dado los problemas de acceso a zonas más alejadas en la montaña y en donde la falta de electrificación rural y de redes de frío afectan la calidad de la leche.

Un ejemplo es el de la mala condición de unos 100 kilómetros que hay entre La Juigalpa, Chontales hacia el Ayote, donde son producidos unos 400 mil litros de leche al día, que si hubiera un camino de todo tiempo se podría beneficiar no sólo a los productores con mejores precios, sino a los consumidores con leche de mejor calidad.

De acuerdo con Lacayo, si el gobierno realiza una inversión en el camino, ayudaría a corto plazo a elevar el estándar de vida de miles de productores de todos los sectores, al facilitar la sacada de la producción.