•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuantiosas pérdidas económicas a los países, a las empresas y a la población de la región centroamericana están dejando los reiterados atrasos en el paso aduanero en la frontera de El Salvador y las constantes amenazas de paro de transporte que se viven en diferentes aduanas del istmo, particularmente en la zona localizada entre Guatemala y El Salvador. 

Así lo informó la Federación de Cámaras y Asociaciones de Exportadores de Centro América y El Caribe (Fecaexca), que agrupa a más de 5,000 exportadores de la región, miembros de las Cámaras y Asociaciones de Exportadores de Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Honduras, Costa Rica, Panamá y República Dominicana.

Como lo ha dicho el gremio de empresarios nicaragüenses, las largas colas en las fronteras tienen un impacto negativo en la agilización del comercio, cuyos costos los pagan los consumidores finales. 

Llamado

“Fecaexca hace un fuerte llamado a los Gobiernos de la región, especialmente a Guatemala y El Salvador para que el anuncio que se ha hecho de trabajar en forma binacional, dé resultados al corto plazo y se vean medidas permanentes y definitivas que solventen tanto problema de retrasos y se avance en la modernización de las aduanas mediante la utilización de tecnología que permita quitar las razones que se esgrimen para  los paros y con ello combatir las malas prácticas que se pueden estar dando en las mismas”, dice la entidad.

Para apoyar el esfuerzo de agilización del paso en las fronteras, la Federación se puso a disposición, por medio de las Cámaras, para coordinar el trabajo a nivel empresarial, con el propósito de que las aduanas logren operar sin tantos problemas ni burocracia.