•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme) está planteando al Gobierno el establecimiento de un pago diferenciado en la tarifa de la energía eléctrica para sus agremiados, esto tras la noticia de un posible aumento en la tarifa energética a nivel nacional, de tal manera que cualquier aumento a las micro y pequeñas empresas sea menor al de otros sectores económicos. 

La solicitud busca apoyar principalmente a las micro y pequeñas empresas, en cuyos casos el tema de la energía eléctrica es determinante para su funcionamiento, explicó este jueves Leonardo Torres, presidente del Conimipyme. “Hay empresas nuestras para las que (la energía) significa el 40% o 45% de los costos. Ese es el planteamiento que estamos haciendo al Gobierno, no hemos recibido todavía una repuesta positiva, pero estamos seguros que valorará este planteamiento dentro del marco de la revisión técnica que está haciendo un equipo del INE y de Enatrel”, dijo.     

A criterio de Torres, no es correcto aplicar la misma tarifa a una empresa grande y una pequeña. “Por ejemplo, si a la grande se le va aumentar un 2%, entonces a la micro que se le aplique un 1%. Pero no puede ser que les aumentes lo mismo, porque no estaríamos fomentando a este sector. Recuerden que nueve de diez empresas en este país son mipymes y ellas generan el 84% del empleo registrado en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social”.

De lograrse esto, el sector se volvería más competitivo y con mejor desempeño en las exportaciones, además abonaría al crecimiento del empleo formal. Freddy Cruz, primer vicepresidente del Conimipyme, manifestó que se sienten optimistas tras la baja que ha tenido el precio internacional del petróleo. “Ojalá que eso permita que se posponga el aumento de la tarifa energética”, subrayó Cruz.   

REFORMA A LA LEY 645

El Conimipyme además presentará en los próximos días al Ejecutivo una iniciativa de reforma a la Ley de Promoción, Fomento y Desarrollo a las Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Ley 645), con lo cual busca modificar el rango de algunas de ellas. Según Torres, actualmente la ley considera como microempresa a aquellos negocios que tienen un máximo de cinco empleados y como pequeña empresa a aquellos negocios que tienen 30 trabajadores. 

La reforma está enfocada en aumentar a  10 empleados en el caso de las microempresas y a 40 en lo que corresponde a las pequeñas. “La idea es graduar más empresas de micro a pequeñas empresas. Porque más del 50% de las microempresas desaparecen a los cinco años de operaciones. También vamos a trabajar en función de que más empresas se incorporen en el Registro Único de Mipyme para que gocen de los beneficios”, indicó Torres. Cruz coincidió en que con este ajuste el sector alcanzaría un mayor desarrollo.  

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus