• Madrid, España |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, reconoció hoy que su país tiene necesidad de infraestructuras viarias y de servicios, sectores que a su juicio pueden interesar a las empresas españolas.

Solís, que inició ayer una visita oficial de dos días a España, fue recibido por el rey Felipe VI, con quien trató la cooperación bilateral y cuestiones iberoamericanas, y se reunió con el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy.

Don Felipe elogió cómo Costa Rica “ha sabido invertir en políticas sociales que reducen la pobreza y proveen serviciospúblicos como la sanidad y la educación”, y destacó su “estabilidad democrática” y “prosperidad económica y social”.

El monarca pronunció estas palabras en el brindis del almuerzo ofrecido en el Palacio Real junto a la reina Letizia en honor de Solís y su esposa, la española Mercedes Peñas, al que asistieron invitados de ambos países, como autoridades principales y representantes del mundo empresarial, académico, cultural y deportivo.

Según el rey, el viaje de Solís es una “magnífica ocasión” para fortalecer las “excelentes relaciones” de España con este “país amigo y hermano”, cimentadas “en valores comunes”. Recordó que España es el segundo inversor extranjero en Costa Rica, con una media anual de 250 millones de dólares y empresas presentes en “sectores estratégicos” como telecomunicaciones, seguros, energías renovables, infraestructuras, tratamiento de aguas y turismo. Solís, a su vez, animó a fortalecer aún más en áreas como el comercio, la inversión, la cultura y el mundo académico, una relación bilateral que goza de “gran solidez, dinamismo y fuerza”.