• |
  • |
  • Edición Impresa

Tras quedar descartadas dos de las siete recomendaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) respecto a las finanzas del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), el asesor económico de la Presidencia, Bayardo Arce, manifestó este jueves que las sugerencias serán sometidas al análisis del Gabinete Económico.

El presidente ejecutivo del INSS, Roberto López, confirmó el miércoles que en Nicaragua no se incrementará la edad de jubilación ni el período de cotización de los asegurados.

“El presidente me comunicó que oportunamente nos convocará al Gabinete Económico para analizar todas las recomendaciones del Fondo Monetario", dijo Arce, quien asistió ayer a la firma del convenio entre el Banco de Fomento a la Producción y la Comisión Nacional de Microfinanzas.

Arce manifestó que las sugerencias del organismo multilateral no se limitan a la Seguridad Social, sino también a temas como la Nica Act.

"Si recuerdan ustedes bien, hablaron (los representantes del FMI) sobre una serie de retos en la economía. No solo era el INSS, hablaron de la Nica Act, de la política comercial de Estados Unidos, hablaron del cambio climático y de la caída de la cooperación venezolana”, añadió el funcionario.

Empresarios

Respecto a la posibilidad de un aumento en la cuota patronal, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, expresó que los empresarios no están dispuestos a aportar más a la cuota patronal, puesto que en los últimos cuatro años han aportado a la cuota 3% adicionales para sumar un 19%.

“El nivel del aporte que están haciendo las empresas formales en el país está muy por encima del nivel de aporte de cualquier empresa formal de la región y no podemos seguir, y menos ahora que estamos viendo un aumento en la tasa de energía. No podemos dejar que todo caiga sobre las empresas”, dijo.

Referente a la alternativa que expresaron algunas líderes y empresarias nicaragüenses de tratar de incorporar al INSS a los trabajadores informales, Aguerri señaló que ve difícil que estas personas quieran convertirse a la formalidad cuando esto resulta muy costoso económicamente. “Este es un tema que hay que despolitizarlo, entenderlo técnicamente y revisarlo”.

Héctor Lacayo, presidente de la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur), coincidió en que el aporte del sector privado ha sido suficiente.

“Ese aporte patronal del 16 por ciento al 19 por ciento garantizó y está garantizando la competitividad empresarial y el empleo formal”, dijo Lacayo.

Por su parte, Roberto González, de la Central Sandinista de Trabajadores (CST), manifestó que la decisión del Gobierno de no aumentar ni la edad de jubilación ni el período de cotizaciones es una buena noticia para los trabajadores.

“Creemos que esta respuesta del presidente Ortega es una gran victoria del pueblo y de los trabajadores. Sin lugar a dudas, quedan otros temas que habrá que considerar”, dijo.

Luis Barbosa, diputado y representante de la Central Sandinista de Trabajadores José Benito Escobar, manifestó que “el acuerdo que hemos tomado en nuestra dirección sindical es que una vez que tengamos una posición oficial la vamos a hacer pública”.

“Hemos trabajado siempre este tema y vamos a tomarnos el tiempo necesario, no son tres, cuatro o cinco años. Puede ser que la tengamos (la propuesta) a finales de junio. Estamos haciendo el análisis, en su momento, cada quien tendrá su papel para informar”, agregó Barbosa.

Mejorar la administración

Por su parte, el diputado Miguel Rosales, presidente de la Comisión Laboral de la Asamblea Nacional, valoró la necesidad de tomar medidas orientadas a “mejorar la administración del INSS”. “Una reforma profunda puede contemplar la reducción de los gastos ordinarios al 6% del presupuesto del INSS. Entre todas las instituciones, Estado y alcaldías, al INSS le deben todavía casi 500 millones de dólares y se debe buscar cómo recuperar ese dinero”, dijo Rosales.