• |
  • |
  • Edición Impresa

El Banco de Fomento a la Producción (BFP) y la Comisión Nacional de Microfinanzas (Conami) firmaron ayer un acuerdo para implementar un fondo de garantía de cartera, con el objetivo de facilitar el acceso al financiamiento para pequeños y medianos productores agropecuarios.

El fondo de garantía ofrece un mecanismo que disminuye el riesgo crediticio asumido por dichas entidades y financiará las inversiones en las fincas hasta por US$50,000. Dicho fondo es financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo a través de programa Acceso al Crédito en Cadenas Productivas Rurales, y es administrado por el BFP.

Daniel Otazo, gerente general del BF P, expresó ante periodistas que este fondo de garantías es un producto nuevo en el mercado, que apunta a mayor inclusión financiera hacia aquellos productores que tienen capacidad de pago, perspectivas de crecimiento pero no pueden obtener financiamiento porque les falta una garantía.

“Estamos poniendo a disposición fondos para cubrir las garantías de aquellos productores que tienen potencial de crecimiento pero no tienen garantías. Gracias a este proyecto podrán tener acceso a mayor financiamiento”, afirmó

Jim Madriz, presidenta de la Conami, expresó que este convenio beneficiará a los productores e instituciones de microfinanzas.

“Muy acertadamente el Banco Produzcamos nos ha invitado a firmar este convenio, el cual viene a coadyuvar la inclusión financiera tanto de las instituciones como de los sectores de bajos ingresos. Esta herramienta es muy importante para las microfinancieras porque garantizará que aquellos pequeños y medianos productores que no cuentan con una garantía per se, tengan mayor acceso al crédito, mejorar su producción y calidad de vida”

A criterio de Carlos Melo, representante del BID de Nicaragua, las garantías pueden ser una de las barreras para la implementación de inversiones que traigan consigo bonanza económica.

“El tema de las garantías siempre es un cuello de botella y a veces las discusiones financieras en vez de analizar las iniciativas que se les presenta, el proyecto que trae algún inversionista o algún productor analiza más las garantías que si son buenas dan el crédito , y con eso yo creo que hemos perdido muchas oportunidades en la región de tener algunas iniciativas de vanguardia de gente emprendedora que hubieran generado una gran capacidad económica en la región”, explicó.

El programa atiende a 1,000 pequeños y medianos productores en la cadena de valor de leche, cacao, frutas, hortalizas, café robusta y oleaginosa, raíces y tubérculos.