• |
  • |
  • Edición Impresa

Para la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) el crecimiento que la economía ha mostrado sostenidamente en los últimos siete años no es “suficiente ni de calidad” para lograr la transformación de la estructura económica de sectores de mayor productividad.

Así lo expresó el presidente del Funides, Gerardo José Baltodano, quien señaló que el centro de pensamiento está trabajando en una propuesta que tiene como objetivo la identificación de sectores estratégicos que aseguren la modernización de la economía nicaragüense.

En ese sentido, el Funides propone que se oriente la base productiva a nuevos productos y servicios de mayor valor agregado y mayor productividad, que permita a trabajadores y empresarios ganar más y ser más eficientes, enfatizó ayer Baltodano, durante la presentación del primer Informe de Coyuntura Económica.

Al respecto, el director ejecutivo del Funides, Juan Sebastián Chamorro señaló que es fundamental la transformación productiva y económica del país, y la diversificación de la economía con más productos, productividad y complejidad económica. “Estamos produciendo artículos muy básicos que no se interrelacionan con el resto de la economía”, indicó.

Chamorro adelantó que trabaja en un proyecto de investigación, en el cual se propone un listado de potenciales productos que el país puede elaborar.

“Un listado de productos que cumplan con la función de complejidad en base a lo que el país está produciendo y que con una transformación relativamente sencilla pueda llegar a la elaboración de productos que tengan más complejidad y poder llenar la matriz de productos del país”, agregó Chamorro.

El director ejecutivo del Funides dijo que el país está produciendo café, azúcar, yuca, entre otros, pero que no se están transformando. Ejemplificó que la nación exporta el grano cacao, pese a que actualmente existe en el mercado mundial una demanda de cacao en polvo azucarado.

Lea más: Empresarios de Nicaragua buscan vender 8.000 viviendas de interés social

“Nicaragua tiene una proporción alta de sus exportaciones de azúcar, tenemos las dos cosas básicas para producir el producto —en referencia a la producción del cacao en polvo azucarado—”, ejemplificó Chamorro, ayer durante su presentación del panorama económico nacional.

Chamorro también destacó: “Es importante tener productos que ya estamos haciendo y juntándolos podemos hacer algo relativamente un poco más complejo, estamos hablando de tecnología de alimentos que pueden contribuir a que la matriz de exportación pueda ser más compleja y con una economía más diversificada”.

Resolver debilidades

El presidente del Funides, Gerardo José Baltodano, destacó además que para que el país pueda modernizar su estructura productiva y presentar crecimientos superiores es necesario resolver las debilidades institucionales, “algunas de las cuales se reflejan en indicadores de referencia internacional”.

“Las instituciones débiles terminan pasando factura al desarrollo económico. El Nica Act

—la propuesta de ley presentada en el Congreso de Estados Unidos— no es positivo para Nicaragua, no nos trae ningún beneficio, pero es el reflejo de nuestra debilidad institucional”, consideró Baltodano.

Además, Baltodano se refirió al diálogo que sostiene el sector privado con el Gobierno de Nicaragua para buscar el consenso “en la creación de la riqueza”, sin embargo a su criterio se debe trasladar a otras esferas de la sociedad.

“En la última década el sector privado y el Gobierno han logrado institucionalizar una metodología de trabajo que busca consenso para la creación de la riqueza, han encontrado y valorados los intereses que unen sobre los que dividen, consecuentemente lo mismo debemos promover activamente en otras esferas de la sociedad”, concluyó.

Sobre el planteamiento del Funides, que el crecimiento sostenido del país no es suficiente, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán aguerri, comentó que como gremio han planteado la Agenda Cosep 2020, la cual busca cómo responder a propuestas que persigan incrementar el crecimiento económico.

Nicas perciben mejoría en su capacidad de compra

Resultados• De acuerdo a la “Encuesta de Confianza del Consumidor”, que publicó el Funides en el Informe de Coyuntura Económica entre diciembre de 2016 y abril de 2017, el balance neto de consumidores que percibieron una mejora en su capacidad de compra fue positivo.

“Con relación al año pasado no es algo que sorprenda, el nivel de inflación está relativamente bajo y el nivel de remesas ha aumentado, lo que podría indicar de que no solamente en términos reales al tener un inflación baja sino flujo de ingresos adicionales han hecho que los consumidores muestren campos positivos en su poder de compra”, explicó Juan Sebastián Chamorro.

En diciembre de 2016 el 32% de los consumidores percibieron que su capacidad de compra fue mayor, y solamente el 30% de los mismos percibieron lo contrario. Mientras tanto, en abril de este año, el 39% de los encuestados dijeron que su capacidad de compra era mayor respecto al año pasado.

“En abril se alcanzó un balance neto de 9%, siendo el segundo más alto de toda la serie. Esto contrasta con los indicadores macroeconómicos que reflejan una desaceleración en la economía nacional y un aumento en los niveles de precios en relación al año pasado”, dice el Funides en su informe.

El documento también señala que el crecimiento del salario real de los trabajadores durante 2016 e inicios de 2017 se refleja en el aumento de los consumidores que afirmaron que los ingresos percibidos les permiten hacer compras mayores en diciembre de 2016 y abril de 2017, en comparación a lo observado durante los últimos 3 años.

“Sin embargo, a pesar de que un mayor porcentaje de los consumidores afirman que sus ingresos les permitían realizar compras mayores en abril de 2017 en relación a diciembre 2016, el porcentaje de estos que consideran que es buen momento para hacer compras mayores disminuyó en un punto porcentual durante este período”, reza el informe.

Los resultados de la encuesta de abril de este año reflejan que 40% de los consumidores esperan que su capacidad de compra mejore en los próximos 12 meses, mientras que solamente el 20% opinó lo contrario, agrega Funides.

Sobre la inflación, los precios de los alimentos es el rubro que más afecta a la economía de los consumidores en diciembre de 2016 y abril de 2017, afectando a los 48% y 39% de los hogares encuestados, respectivamente.