• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Seis pequeñas y medianas empresarias de Granada, mayoritariamente del rubro de alimentos y bebidas, recibieron un reconocimiento de parte de la Alcaldía por el esfuerzo de emprender su propio negocio y el aporte que hacen a la economía local. La entrega se realizó en el contexto de la campaña Orgullo de mi país que impulsan las autoridades gubernamentales en mayo, mes en que se celebra el Día de los Trabajadores.

Violeta Mena, propietaria de Dulcería el Encanto; María Auxiliadora Flores, dueña de Encurtidos Chilito y Rosa Fuerte, propietaria de Dulcería la Miel fueron las granadinas reconocidas. Unos días antes también recibieron reconocimiento María de los Ángeles Vargas, dueña de panadería El Esfuerzo; María Teresa Rose, de El Zaguán; y Narcy Rodríguez, propietaria de Farmacias Praga.

“Es una labor que ustedes han heredado de sus familias y le han dado continuidad, les han dado vida, amor, a esas pequeñas empresas que ustedes dirigen. A Granada les han dado un privilegio, porque no hay turista nacional o extranjero que pase por la ciudad y no deposite en sus empresas”, manifestó el vicealcalde de Granada, Arturo Correa.

María Auxiliadora Flores, de Encurtidos Chilito, es una comerciante que por muchos años ha ofrecido en el mercado de Granada, el tradicional y exquisitos encurtidos, así como otros productos naturales, lo que le ha permitido ser una de la más reconocidas en esta rama. Ella y comerciantes que la acompañaron en la entrega se mostraron contentos.

“Mis hijos y mi marido me han ayudado a formar mi negocio. Me siento muy agradecida por haberse acordado de mí, por haberme dado este reconocimiento gracias a Dios”, dijo Flores.

Por su parte, la señora Violeta Mena, propietaria de Dulcería el Encanto, dijo que son más de 100 años los que tiene de existir su negocio en la Gran Sultana, una herencia que espera mantener viva para el deleite de las nuevas generaciones.