•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Con más de 80 kilómetros de playa costera, que abarca los municipios de Buenos Aires, San Jorge, Rivas y Cárdenas, en la frontera con Costa Rica, un grupo de empresarios en el departamento de Rivas, Nicaragua, analiza un plan para explotar el turismo en las playas de agua dulce, que hasta el momento se mantienen vírgenes.

Los empresarios califican como “un tesoro turístico” toda esa franja costera, que incluye playas vírgenes, laguna, ríos, reservas de vida silvestre, islotes, aguas termales y bosques secos de transición a húmedo.

Todo ese sector, indican, permanece oculto en la franja costera del Lago Cocibolca, que se extiende por todo el litoral lacustre del departamento de Rivas.

Martín Rodríguez, quien por más de una década ejerció como delegado del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) en el departamento de Rivas, destacó que la franja costera tiene muchos encantos para mostrar y que podría convertirse en un polo de desarrollo turístico a largo plazo.

“Es una zona que por sus atractivos y belleza natural presta las condiciones para desarrollar la industria turística mediante un plan estratégico que incluya las acciones a corto, mediano y largo plazo, y en el cual deben estar involucrados gobierno local, central y la empresa privada”, destacó Rodríguez.

Por el sector norte del departamento rivense, la franja costera comienza en el balneario El Menco y culmina al sur, en la comunidad de Colón, municipio de Cárdenas.

Según Rodríguez, en el futuro toda esa zona podría convertirse en un corredor turístico con una carretera que bordee el Cocibolca y conecte a Cota Rica, por la comunidad de Colón, para facilitar el flujo de turistas.

“En toda esta franja hay carencia de infraestructura de servicios turísticos, como alojamiento y restaurantes, y el área más desarrollada es la del balneario de San Jorge, que es la puerta de entrada a la Isla de Ometepe y después El Menco y la zona del casco urbano de Cárdenas”, explicó Rodríguez.

Por su parte, Luis Argueta, exalcalde de Cárdenas, aseguró que este municipio posee más de 60 kilómetros de costas, en las cuales destacan diez playas aptas para el turismo de sol y playa.

“Otros atractivos turísticos de la zona son las cuevas y aguas termales que se localizan en la comunidad El Abuelo,  los petroglifos de la comarca Las Mercedes, ríos como el de  Sapoá, El Toro y Colón, y los islotes Zanata, Zanatita y Zanatilla, que son área de reproducción de aves acuáticas”, comentó.

Así mismo aseguró, que Cárdenas tiene todas las condiciones naturales para apostar a la industria del turismo sostenible.

“Hasta hora la zonas más frecuentada por lugareños y nacionales es la playa del Malecón, que está en la zona costera del casco urbano y lo que falta es promoción permanente del destino y crear condiciones de infraestructura turística y servicios básicos”, explicó Argueta.

Mientras, Edwin Ruiz Fuentes, propietario de la tour operadora rivense Macuá Tours, aseguró que esta extensa franja costera presta todas las condiciones para desarrollar de manera ordenada el turismo en playas de agua dulce y que hay turistas que muestran interés por explorar la zona.

“Sería una ruta turística de interés para los visitantes y tiene las características necesarias para la inversión de eco resort en playas de agua dulce, porque se puede caminar por senderos, apreciar la diversidad de flora y fauna, ofrecer el avistamiento de aves como el pájaro guardabarranco y muchas otras actividades”, precisó el empresario turístico.

El presidente del Banco Central de Nicaragua, Ovidio Reyes ha dicho que transformar la matriz exportadora es clave para impulsar el desarrollo económico de Nicaragua.

Reyes, durante la presentación de un informe en la Asamblea Nacional, indicó que el turismo es una de las llaves para el desarrollo económico de Nicaragua.

El Intur indicó en un informe que el turismo generó a este país el año pasado US$ 642.1 millones.