•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Dirigentes de organizaciones empresariales dijeron este miércoles que la propuesta de recorte de la cooperación internacional a Nicaragua, que propone el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, no debería causar alarma en este país.

Los empresarios, agremiados en el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), señalaron que el impacto no sería tan grave, puesto que la mayor parte de la ayuda destinada por Estados Unidos a Nicaragua no proviene del Gobierno federal.

Àlvaro Rodríguez, presidente de la Cámara de Comercio Americaricana de Nicaragua (AmCham), señaló que esa ayuda está dirigida a la sociedad civil y a organismos multilaterales.

“Por el momento no considero que sea una señal de alarma que debamos tener”, indicó Rodríguez.

Mario Arana, directivo de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN) y expresidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), expresó que la propuesta del presidente Trump se debe a asuntos internos.

“En relación con Centroamérica, ellos están más preocupados por temas de seguridad y de migración. Sin embargo, yo creo que esto es algo preliminar y todavía hay que esperar”, dijo.

Por su parte, Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), aseguró que esta disminución incidirá en las capacitaciones de los pequeños productores nicaraguenses.

“Definitivamente esto es un golpe para los pequeños productores que han venido siendo capacitados con estos fondos”, apuntó hoy Healy.

Ayer el presidente de Estados Unidos, Donald Trump introdujo un proyecto de presupuesto que recorta la ayuda a Latinoamérica.

En el caso de Nicaragua, la iniciativa propone un a cooperación por 200 mil dólares, que representa una enorme disminución respecto a los 10 millones de dólares actuales.

"Queda claramente visto que todos los países que no tienen problemas migratorios con los Estados Unidos fueron reducidos dràsticamente en la ayuda. Los únicos países que estàn quedando con menos ayuda, pero todavía con una ayuda sustancial, son los países que tienen directamente problemas de migración, hablo de México, Honduras, Guatemala, El Salvador y Haití, por ejemplo. En el resto de países, como Costa Rica y Nicaragua, esto ha desaparecido a su mínima expresión", aseveró José Adàn Aguerri, presidente del Cosep.

El proyecto, sin embargo, no afectaría acuerdos de cooperación vinculadois con los temas de combate al crimen organizado y migración.