•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ganaderos del departamento de Chontales se encuentran contentos porque el pasto natural para la alimentación del ganado está creciendo con normalidad por las lluvias que caen en la zona. Marcos Téllez, quien tiene ganado en Betulia, del municipio de La Libertad, dijo que desde hace 5 días saca su ganado a los potreros para que se alimenten de pasto natural. Según él, el pasto natural de su finca está grande porque diario llueve. 

“Desde hace 5 días dejé de darle de comer al ganado con pasto mejorado de corte y concentrado, porque ya creció el pasto natural. Estamos bien con las lluvias, aquí diario llueve”, sostuvo Téllez, quien manifestó que su ganado no padeció de hambre en época de verano porque se preparó con pasto mejorado de corte. I

gnacio Duarte, también ganadero de la zona, manifestó que él, aún alimenta su ganado con ensilaje  y concentrado, debido a que el pasto de su finca San Fernando, situada a 5 kilómetros de Juigalpa, está pequeño. 

“Hay que dejar que el pasto crezca y que dé lugar adecuado para hacer las rotaciones de potreros con los animales”, señaló Duarte. Agregó: “vamos a esperar 15 días para que el pasto termine de crecer bien.

Que las lluvias se normalicen”.  El ganadero Nardo Sierra,  de Juigalpa, aseguró que no tiene problemas con la alimentación de su ganado, debido a que los mantiene en una finca que tiene en Zelaya Central. Según él, diario saca sus animales a los potreros para que se alimenten de pasto natural. Indicó que hasta hace poco también dejó de alimentar su ganado con zacate de corte y concentrado para darle pasto natural. Desde  inicio de mayo ha estado lloviendo en Chontales, aunque en algunos lugares más que en otros.