•   México  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Es admirable la resistencia de la economía mexicana ante los últimos desafíos que ha enfrentado”, dijo González desde la Ciudad de México en la Reunión Nacional de Consejeros de BBVA Bancomer, filial del español BBVA y primera institución financiera de México.

En su mensaje, González destacó que se han de crear “fuentes de colaboración” en el mundo y, por ello, han de prevalecer acuerdos comerciales como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, en vigor desde 1994).

Este convenio comercial —firmado por México, Estados Unidos y Canadá— ha de ser renegociado en los próximos meses a petición del jefe de la Casa Blanca, Donald Trump, que considera que perjudica la industria y comercio de su país en beneficio de México.

“Una buena renegociación va a revertir en beneficio de todos” los países, apuntó.

En su mensaje, González reconoció que el panorama es muy distinto al de hace un año, tras el arribo del populismo en Estados Unidos de la mano de Donald Trump o la victoria en referéndum de la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

No obstante, aseguró que las recientes elecciones en Holanda y Francia llevan a pensar que “los populismos están retrocediendo”, si bien hay una “crisis geopolítica” en aumento, como en el Oriente Medio, por lo que se deberán buscar soluciones globales.

A nivel global, destacó que este año habrá un crecimiento más “modesto” a nivel mundial, en torno al 3.3%, y apostó porque en la Unión Europea se luche por fortalecer el proyecto europeo.

“Europa desde el punto de vista de estabilidad política y económica hoy no es un problema”, agregó.

De España, pronosticó un alza del PIB por encima del 3%, aunque el nivel de desempleo es todavía alto, por lo que hay que apostar por más reformas.

Sobre Turquía, otro importante mercado para BBVA, esperó que “la situación se vaya normalizando”.

Efecto Trump 

Y en Estados Unidos, reconoció que la victoria de Trump fue inesperada y determinó que será en unos meses cuando se verá el rumbo que toman las decisiones políticas de la nueva Administración y sus efectos en la economía.

En este contexto, se mostró “muy optimista” por la relación México-Estados Unidos, ya que son dos economías muy unidas.

BBVA estimó a inicios de año, en plena volatilidad en mercados por el arribo de Trump a la Casa Blanca, que México crecería este 2017 un débil 1%.

A finales de abril, reajustó su pronóstico de crecimiento para el país latinoamericano a un 1.6%, al disiparse ciertos riesgos.

Reiteró que BBVA Bancomer es una “pieza fundamental” del grupo bancario y reiteró que el país es “vibrante” y ofrece “grandes oportunidades” porque tiene una economía e instituciones “sólidas”.

En marzo, BBVA anunció una inversión de US$1,500 millones para los próximos cinco años, en el marco de una visita de González a México para demostrar su confianza en el país.