•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Adquirir un hogar representa uno de los proyectos de vida de las personas, sin embargo no solo queremos cuatro paredes, sino un lugar con estilo y sobre todo rodeado de un ambiente agradable.

Spectrum es una empresa guatemalteca que se ha dedicado a lo largo de los años al desarrollo, comercialización y operación de proyectos inmobiliarios en Guatemala, Honduras, Nicaragua y Colombia; de tal manera que en nuestro país la empresa ha venido consolidándose gracias a las novedosas propuestas de viviendas urbanizadoras que tienen como propósito ofrecer una mejor calidad de vida a sus usuarios, al poner en marcha proyectos de construcciones residenciales que responden a necesidades básicas bajo un mismo techo y dentro de un mismo perímetro.

En función de mejorar la industria de construcción en el país, Jorge Valdez, gerente de ventas de Spectrum para Guatemala y Nicaragua, expresa que la empresa para desarrollar un producto, realiza un estudio exhaustivo y técnico de mercado y tendencias para valorar cuáles son las necesidades que hay que cubrir en un determinado sector, a fin de que esa parte del ecosistema ascienda de categoría.

En vista de que las ciudades del país se han vuelto sumamente urbanas, Valdez refiere que han analizado que buena parte del desarrollo se ha dirigido hacia la periferia de Managua, donde actualmente se concentra el desarrollo; por eso, la idea de la empresa ha sido volver hacia el centro de la ciudad a través de sus construcciones, enfocándose en áreas urbanas en donde las personas aumenten su calidad de vida en muchos aspectos, que si bien es cierto, habrá presencia de tráfico, lo que se busca es que este tenga el menor impacto posible, es decir, que las personas estén cerca de las áreas de trabajo, oficinas, centros comerciales, centros de estudio y áreas de desarrollo.

“Dejamos de pensar en cuatro paredes, y como sabemos que una casa representa un sueño de vida, ahora lo que queremos es que la gente salga de la casa, sin que tengan que salir del condominio. Para ello, hemos desarrollado el concepto de club residencial, donde el usuario tendrá el orgullo de mostrar en dónde vive y cuál es su casa, y que todo en sí, sumará expectativas de primer nivel al adquirir un producto (casa) completo”, manifiesta Valdez.

Lo que se pretende con este club residencial es que las personas vivan en un entorno en el que les sea fácil comunicarse con los demás, que tenga vías rápidas de transporte, en donde los colegios, centros comerciales y zonas de entretenimiento, estén cerca.  

Más innovaciones 

“Hace dos años se empezó a trabajar el tema de cohábitat  en Guatemala y este resultó muy bueno, de manera que extendimos este concepto a Nicaragua. Buscamos que los usuarios tengan menor consumo de energía y de elementos naturales, para que los usuarios se sientan más cómodos, del lado ambiental se trató de conseguir elementos que consumen menos energía”, explica Valdez. El gerente menciona que una innovación es el piso cerámico que contrataron de empresas que le dan un menor tiempo de cocción a las piezas, de forma que esto deja un menor impacto en la huella de carbón.

El 95% de la casa es utilizable, el otro 5% son gradas y los muros básicamente, porque lo que se quiere es que realmente se vea atractivo el uso del hogar, que no haya espacios perdidos. En cuanto al club residencial, el hecho es que el usuario pueda hacer una extensión de su casa, para que este no pierda la vida social en su comunidad. El club cuenta con piscinas, áreas para caminar, zonas de juegos deportivos, juegos infantiles, comiderías, todos ellos  colocados estratégicamente en diferentes zonas.