•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de la Comisión Nacional de Zonas Francas (CNZF), Álvaro Baltodano, señaló ayer que la meta de este sector es generar 150,000 empleos en 2020 o 2021,  y para lograrlo se necesita aumentar la manufactura y la cadena de suministros.

“Nosotros esperamos llegar a los 150,000 empleos, esa es la meta que nos hemos propuesto, hemos llegado a los 115,000 desde 2009. En 2009 estábamos en 69,000 ahora estamos en 115,000,  la meta es que en 2020 o 2021 llegar a 150,000 trabajadores”, reiteró Baltodano.

END

Baltodano, quien además es delegado presidencial para las inversiones, reconoció que para alcanzar la meta se necesita aumentar la manufactura, la cadena de suministros, la productividad en el campo y ampliar la agroindustria.

Te interesa: Zonas francas crecen con incentivos y seguridad jurídica

El funcionario dio esas declaraciones al término de la firma del acuerdo salarial entre el Gobierno, empresarios y sindicatos, el cual establece que los trabajadores de las zonas francas tendrán cada año un aumento de 8.25% en sus salarios mínimos.

El acuerdo es el número cuarto que firma la comisión tripartita y cuenta con el mayor número de años. El primero fue acordado en 2009 y comprendía dos años, sin embargo este último se extiende a los años 2018, 2019, 2020, 2021 y 2022.

De interés: Zonas francas emplearán a más personas con discapacidad

“El primer acuerdo nos llevó a otros acuerdos de varios años donde van los aumentos salariales en estos próximos años. ¿Qué han significado los acuerdos? Estabilidad y paz social, es algo único en América Latina”, explicó Baltodano.

Estabilidad 

El delegado presidencial también hizo énfasis en el modelo de diálogo y consenso que imperó en las negociaciones entre los sectores involucrados,  y que, a su criterio, trae estabilidad y motiva a los empresarios a seguir invirtiendo en el país.

En tanto, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, planteó que el denominador común en los cuatro acuerdos alcanzados es el esfuerzo de las tres partes por encontrarnos y sostener “el diálogo que tanto ha costado en este país”.

“El primer acuerdo en (2009) se dio en  un momento difícil para el empleo de zona franca. Nosotros estamos compitiendo con Centroamérica y necesitamos la predictibilidad, tenemos valores agregados”, expuso el dirigente empresarial.

Por su parte, Mario Zelaya, presidente de la Federación Cámara Nicaragüense de Zonas Francas Privadas (FCNZFP), dijo que el acuerdo le da estabilidad al país y contabilizó que con el recién firmado sumarían 14 años de “estabilidad en el sector”.

“(Los tres anteriores) suman nueve años y tenemos cinco años (con el nuevo acuerdo), es decir son 14 años de estabilidad en el sector. Felicito el apoyo de todo y como inversionistas nos animamos a invertir más para crear más empleos”, concluyó Zelaya.

Seguridad 

En la firma también estaba presente Juan Ignacio Martínez, vicepresidente de la Cámara Nicaragüense de Tabacaleros (CNT), quien consideró que la posibilidad de tener un acuerdo da garantía  a los inversionistas que pueden trabajar con seguridad y no verse “inmerso en la incertidumbre en costos de producción”.

“Para nosotros es muy importante contar con un acuerdo de esta naturaleza para poder continuar controlando nuestros costos que están incrementando por efectos externos”, dijo Martínez,  a la vez que precisó que en la industria hay 34 empresas de zonas francas que generan cerca de 15,000 empleos.

Salario mínimo 

El vicetitular del Ministerio del Trabajo (Mitrab), José Enrique Espinoza, aseguró también que con este aumento el salario mínimo se ubicará en 170 dólares y al final de los próximos cinco años  el aumento alcanzará casi 49% (incluyendo el de este año). “No lo veamos solamente como un aumento del salario mínimo de los C$5,044 que gana ahorita un operador de zona franca, sino que veamos que gracias a este acuerdo tripartito, a estos últimos acuerdos tripartitos se ha venido trabajando en políticas de incentivo”, añadió  Espinoza.

El dirigente de la Confederación de Unificación Sindical (CUS), José Espinoza Navas, catalogó el acuerdo como un paso “importantísimo en el andar que iniciamos unos 9 años, pues hemos encontrado que después de muchas confrontaciones, hemos desembocado en un abanico de consenso y diálogo”.

Así mismo, Luis Barbosa, dirigente del Frente Nacional de los Trabajadores, señaló por su parte  que el acuerdo es un elemento que permitirá a las empresas hacer contratos a futuro sabiendo cuál deberá ser exactamente el salario que deberán pagar anualmente el próximo lustro.