• Boaco, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El productor camoapeño Francisco Aragón Marín, dueño de una propiedad en la zona de San Pedro del Norte, dijo que en lugares como Copalar, partes de Río Blanco hacia dentro, y Mulukukú, la semana pasada el queso estaba prácticamente “regalado”: 8 córdobas la libra.

“Este lunes el queso ya lo pagaron a 14 córdobas la libra, aunque mejoró un poquito, ese precio no es nada; mientras en Camoapa está un poco diferente la cosa, si bien se paga menos por la leche de la montaña, no hemos llegado a niveles ni parecidos a esos”, expuso Aragón Marín la situación que aflige a los productores.

En comunidades como El Guayabo, Cerro Chato, Siquia, Las Tucas, Montes Verdes, a más de 100 kilómetros de Camoapa, el litro de leche a los productores se les paga, puesto en la finca, a 6 córdobas el litro y cerca de la cabecera del municipio, se les paga a 9 córdobas la mejor leche.

Señaló Aragón Marín que esta situación tenía años de no ocurrir.

“Pero está fea la cosa” porque las empresas no están acopiando volúmenes y están vendiendo mezclas lácteas en los supermercados, que es suero con aditivos y la gente lo compra como leche", dijo Aragón Marín.

La planta de lácteos Masigüito, de Camoapa, ha aumentado el volumen de acopio con una cantidad de 120 mil litros diarios.

“Hemos subido 20 mil litros de leche por día”, mencionó el presidente de la junta directiva, Francisco Aragón Marín.

Para los productores que no están organizados en cooperativas, la situación es más difícil todavía, añade.

“Por ejemplo, yo que vengo de mi finca en la montaña estoy vendiendo entre 70 y 120 córdobas la pichinga, cuando saco la cuenta de lo que produzco de queso, de una pichinga deberían salir 10 libras, pero aquí ( en la montaña), da menos, de 8 a 9 libras por pichinga. Las plantas acopian tres días a la semana y el resto tienen que ir a hacer queso en sus fincas”, indicó Aragón Marín.

El gerente de producción de Masigüito, Robin Flores, dijo que en Camoapa hace 15 días arrancó el golpe de leche y "gracias a Dios estamos acopiando y vendiendo queso a El Salvador, pero barato, a menos de un dólar la libra”.

En tanto el queso criollo artesanal que hacen los productores lo venden a los comerciantes a 12 córdobas la libra en los puertos de montaña.

Flores coincidió con el presidente de la cooperativa San Felipe, al afirmar que las plantas están acopiando el mismo volumen que en verano.

“En los lugares del municipio donde se paga a 6 córdobas el litro de leche ese producto ya no viene a la planta en Rancho Rojo, porque se hace queso artesanal en las queseras para el mercado nacional”, señaló Flores.

Comercio golpeado

Una de las pulperías más fuertes del caserío El Mango, donde sus clientes viven de la venta del queso y la leche, está resintiendo la baja del precio de estos productos, porque las ventas han caído y los productores no están percibiendo tanto dinero, relató Flores, quien en estos días visitó el lugar.