• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Ubicanica, una plataforma digital para promover pasantías de estudiantes universitarios y técnicos en diferentes empresas del país, ha tenido mucha receptividad desde que fue presentada el pasado 31 de mayo, afirmó Mariela Terán, directora ejecutiva de la Fundación Cosep.

Por otra parte, Terán aseguró que empezaron con ocho empresas y ya se han sumado otras 20.

“No queremos medir el impacto de esta herramienta en cuántos chavalos colocamos en las empresas, sino en lograr que se queden trabajando”, expresó Terán en esta entrevista con El Nuevo Diario.

¿Qué los motivó a crear esta plataforma?

Desde 2009, hemos venido trabajando con una instancia que se dio por la alianza universidad-empresa. En esta instancia —que aglutina a todas las asociaciones académicas del país como el Consejo Superior de Universidades Privadas (Cosup), el Consejo Nacional de Universidades (CNU), entre otros— se desarrolló un plan estratégico dentro del cual uno de los temas principales era la promoción de las pasantías.

Desde hace un año yo participaba en las reuniones de la alianza universidad-empresa y así decidimos elaborar un proyecto piloto desde la fundación, pero con el respaldo institucional. Ese proyecto es la creación de una plataforma digital para promover las pasantías, cuyo principal objetivo es poner a disposición del país una herramienta amigable para los usuarios primarios que en este momento son las empresas, las universidades y los centros de educación técnica.

En esta plataforma nosotros no vamos a tomar decisiones de quién quedará, todo el proceso de selección lo hará de manera particular cada una de las empresas con base en sus políticas de selección. Por otro lado, tampoco vamos a incidir en qué estudiantes aplicarán a las vacantes disponibles, sino que cada universidad tiene sus políticas para proponer a los estudiantes que mejor cumplan con el perfil que las empresas buscan. Todo eso lo harán a través de un usuario y contraseña que se le ha asignado a cada empresa y cada universidad.

¿Cómo y quiénes participaron en el proceso de creación de la plataforma?

Decidimos que si queríamos que fuera un proyecto exitoso, como lo es hoy, teníamos que involucrar a los usuarios principales que son los que tienen la experiencia para hacer las contrataciones: en este caso las empresas. Por otro lado, también están las universidades y los centros de educación técnica, que son los que conocen a sus estudiantes.

Así que tomamos la decisión de invitar a dos comités asesores: uno por las universidades y otro por las empresas. Nos reuníamos de manera periódica y todo lo que surgía de ese intercambio de propuestas se lo transmitíamos a nuestro equipo técnico que hacía la programación.

En el caso de las empresas, una de las principales necesidades que exponían era ahorrar tiempo en los procesos de selección de los pasantes. Y por parte de las universidades, uno de los pegones que ellos siempre han tenido es el tema de las evaluaciones, que a veces llegaban en tiempo, otras veces no. Fue muy importante este proceso de realimentación con las dos partes, porque vimos las dos caras de la moneda. Además, con mucha humildad y respeto nos dijimos en qué creemos que podemos mejorar.

Las primeras empresas y universidades involucradas fueron British American Tobacco, BAC, Cargill, Casa Pellas, CISA Agro, Escasan, Nestlé, Sinsa y las universidades Keiser University, Universidad Centroamericana (UCA), Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), Unicit y el centro de educación técnica Fundación Samuel.

Esta fase en la que estamos hoy, después del lanzamiento, es prueba y error. Ya queremos ver cómo se está manipulando la plataforma: si efectivamente se están subiendo bien los curriculum vitae (CV), las convocatorias. Este tiempo será para eso, para ir ajustando, porque esta plataforma no se quedará estática. Hay muchos jóvenes que ya se han acercado después del lanzamiento y nos han dicho: ¿Y nosotros? Pero eso será para una segunda fase.

¿Por qué en esta primera fase se enfocaron solamente en los estudiantes activos en universidades y por qué la información solo está visible para las universidades y empresas involucradas?

Dicen que lo perfecto es enemigo de lo bueno y yo lo creo. Este es el inicio, creo este espacio luego se va a convertir en una herramienta para los jóvenes. Es decir, queremos que más adelante los jóvenes puedan tener una aplicación en sus celulares para que de alguna forma ellos puedan acceder y compartir la afirmación.

Sí pensamos en la persona de afuera, pero para brindarle otro tipo de servicio. Por ejemplo está la plantilla de cómo hacer un CV amigable, esa plantilla la construimos con gerentes de recursos humanos de ocho empresas reconocidas en el país.

Además de esa plantilla de CV que está a disposición del público en general, también tenemos algunos tips para llegar a una entrevista: qué decir, lo que tiene que ver con la puntualidad, cómo presentarte, entre otros detalles.

En cuanto al tema de acceder con usuario y contraseña, lo hicimos por el tema de la privacidad del estudiante, queremos tener un nivel de seguridad para con el joven y su información.

¿Qué resultados han obtenido desde que lanzaron la plataforma? Creo que ya se cumplió una semana.

Yo estoy sumamente contenta y creo que nunca es suficiente, pero creo que ha habido mucha receptividad de Ubicanica por parte de los gremios, sobre todo de nuestras cámaras, quienes ya están muy interesadas en participar en el proyecto.

En esta semana tendremos una capacitación dirigida a las cámaras e invitaremos a las otras empresas, será como una capacitación con el tutorial para que sepamos el manejo de la plataforma, ya estamos manejando a los usuarios.

Iniciamos con ocho empresas y cuatro universidades, además del centro de educación técnica Fundación Samuel, hoy te puedo decir que estamos trabajando con el doble de instituciones, ya tenemos unas 20 empresas más.

Pero no queremos medir el impacto de esta herramienta en cuántos chavalos colocamos en las empresas, sino en lograr que se queden trabajando.

El día del lanzamiento expusieron que iban a comprometerse en conseguir becas para los jóvenes, pero algunas de ellas son inaccesibles, por ejemplo por el tema del manejo del inglés. ¿Como institución qué esperan hacer para lograr mayor acceso a las becas?

Cuando se realizó la Encuesta de empresas sostenibles por parte del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), que se aplicó a unas 2,500 empresas, se preguntó sobre el dominio del inglés de los trabajadores. La mayoría de las instituciones coincidió en que los trabajadores tienen una gran deficiencia en el manejo de ese idioma, por lo cual hemos pedido a los centros de atención técnica que de alguna forma mejoren esto.

El sector privado tiene muchos centros de educación técnica y como fundación uno de las acciones concretas que hoy estamos realizando es que a través de la alianza con Roosevelt Institute, que son los mismos dueños de la Universidad Iberoamericana de Ciencia y Tecnología (Unicit), es que estamos becando a los hijos y nietos de las personas que menos ganan en nuestras cámaras y en el Cosep. Hoy tenemos a 16 niños y adolescentes becados, porque creemos que tenemos que formar a los chavalos desde pequeños. Aunque es un proyecto pequeño, creemos que tendrá mucho impacto. Ese proyecto no solo está a disposición de la gremialidad, sino de las empresas que también quieran participar.

Por otro lado, en la plataforma también queremos incluir qué oferta tenemos en términos de educación técnica y cuáles son aquellas carreras que más demandas tienen en el país. Pero en este momento estamos haciendo una sistematización, este punto es parte de nuestra agenda 2020, que es crear una herramienta digital para dar a conocer la oferta técnica del país.

También vamos a incluir en la plataforma las oportunidades de becas disponibles porque estamos perdiendo muchas becas, incluso a nivel de país, muchas veces porque no sabemos dónde están.

Quiero enfatizar que este esfuerzo ha sido posible gracias al apoyo financiero de British American Tobacco, que ha creído en esta iniciativa, además de la voluntad de las demás empresas, las universidades y el centro técnico Fundación Samuel.

¿Quién es?

Mariela Terán
Licenciada en administración de empresas.
35 años

Tiene una maestría en responsabilidad social y empresarial. Tiene posgrados en salud, economía, finanzas e integración turística regional. Es miembro del comité organizador del Congreso de Mujeres Líderes de Nicaragua.