• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El acuerdo tripartito (Gobierno, empresarios y sindicatos) del sector de zonas francas del país, que se firmó el pasado 9 de junio, va más allá del incremento del salario mínimo en 8.25%, durante los próximos cinco años, y conllevará a otros beneficios para los trabajadores, afirmó ayer el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri.

Entre esos beneficios está el “diálogo” que tienen en ese sector de cara a crear una política de incentivos que beneficiarán a los trabajadores, como el acceso a vivienda de interés social, aseguró Aguerri.

Además se está hablando de una política de género, con la cual “se está buscando cómo proteger o dar mejores condiciones de trabajo a las madres trabajadoras que están en el régimen”, indicó.

“Además estamos hablando de temas como educación, alimentación y transporte, que son realmente lo que hace que hoy tengamos a la zona franca como el principal sector generador de empleo formal del país”, señaló el representante de la cúpula empresarial.

“ACUERDO HISTÓRICO”

José Adán Aguerri manifestó que “nunca” en el país se había firmado un acuerdo salarial de cinco años. “Cuando ustedes buscan en la historia económica de las negociaciones salariales, obviamente en Nicaragua un acuerdo salarial de cinco años nunca había existido”, afirmó.

El acuerdo salarial establece un incremento de 8.25% en el salario mínimo de los trabajadores del sector de zona franca, por cada año, en el período 2018-2022.

Aseveró que es el resultado de la madurez que se ha venido adquiriendo desde el 2009, cuando se hizo el primer acuerdo multianual, de dos años, en el sector de zona franca. Luego, recordó, hubo un acuerdo de tres años y otro más de cuatro años, por lo que con el nuevo acuerdo firmado, de cinco años, se llegará a 14 años de entendimiento en ese sector. Aguerri subrayó que lo que se ha buscado es la predictibilidad necesaria para seguir atrayendo inversión y generando fuentes de empleos.

Asimismo, el representante del sector privado nicaragüense señaló que en marzo de 2009, cuando se comenzó con los acuerdos multianuales de ese sector, solo se incluían a los trabajadores de los parques industriales y el sector textil de las zonas francas.

“Hoy ya tenemos a los tabacaleros, a los industriales, a través de arneses, participando de esto. Ya tenemos en zona franca banano, que está empezando a desarrollarse; ya tenemos en zonas francas los call centers”, explicó.