• Washington |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Reserva Federal de Estados Unidos aumentó este miércoles en 0,25 puntos básicos a entre 1,00% y 1,25% las tasas de interés e indicó que probablemente habrá otro aumento este año pese a débiles datos económicos.

Al explicar el segundo aumento de tasas de 2017, la Fed dijo que "el mercado de trabajo sigue fortaleciéndose y la actividad económica creció moderadamente en lo que lo va del año" pero admitió que a corto plazo la inflación seguirá por debajo de la meta de 2%.

Además, el organismo elevó levemente su previsión de crecimiento económico en Estados Unidos este año y se mostró más optimista en relación al empleo.

El Producto interno bruto (PIB) estadounidense debería aumentar 2,2% en términos anualizados en el último trimestre 2017, o 0,1 punto más que lo previsto en marzo, según las nuevas proyecciones del Comité de política monetaria de la Fed (FOMC).

El banco central mantiene por el contrario sin cambios su previsión para el año próximo (2,1%).

Por otro lado, anunció que comenzaría "este año" a reducir de manera gradual el abultado balance de activos adquirido por la Fed para estimular la economía tras la crisis financiera, que pasó de un billón de dólares en 2008 a los actuales 4,5 billones de dólares.

La decisión se produjo con el voto a favor de ocho miembros y uno en contra del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por su sigla en inglés), el órgano del banco central que dirige la política monetaria.