• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Además de tratarse de un patrimonio de vida, adquirir una vivienda es una decisión económica muy importante, una inversión que requerirá un mayor o menor esfuerzo según el tipo y estilo de vivienda, su localización, su tamaño y los ahorros con los que se cuente. Para la bloguera de finanzas personales de Plata con plática, Elaine Miranda, la búsqueda de un nuevo hogar implica muchos factores, siendo los principales la economía personal (ingresos), el aspecto legal y las necesidades de comodidad que buscamos satisfacer con la futura adquisición del hogar.

Lo que necesitamos

“Parte fundamental de encontrarle sentido a la proyección de comprar una casa está en conocernos a nosotros mismos, identificar qué nos hace feliz y de qué manera podríamos encontrar ese bienestar en un determinado modelo de hogar”, aconseja Miranda.

Y a pesar de que todos soñamos con una casa moderna y amplia, lo cierto es que el criterio de valoración personal es importante para ajustarnos a nuestro bolsillo y a lo que exactamente necesitamos, como por ejemplo, ¿para qué disponer de dos salas?, si con una podría bastarnos; así como tampoco hay que confiarse de que lo barato sea la opción ideal, refiere la experta.

Términos económicos

Una vez evaluadas nuestras preferencias ajustadas a las necesidades de las que requerimos, habrá que establecer dentro de las búsquedas la relación precio-calidad, y es que en el caso de adquirir una casa, lo cual es una compra grande, lo más conveniente es manejar con responsabilidad las decisiones a tomar, así como el dinero que está en mediación.

La especialista en manejo de finanzas personales recomienda que sea crucial el mantenernos familiarizados con las hipotecas, estar informados sobre cómo funcionan los créditos, los montos que se aplican en las tarjetas de crédito, las cuales son los productos financieros que la mayoría de nicaragüenses tienen; y cotizar y comparar qué entidades bancarias nos podrían ofrecer una tasa de interés menor.

Examiná el porcentaje de tasa de interés tanto fija como variable, los plazos para liquidar la deuda y todas las condiciones que se incluyen en el contrato.

Limpiar historial crediticio

La mayoría de las veces, necesitás solicitar un crédito hipotecario para pagar una casa. Así que, antes de lanzarte a querer adquirir una vivienda, debés sanear tu historial crediticio. Lo más recomendable es que un par de meses antes de pedir la hipoteca, tengás un plan para liquidar tus deudas y quedar lo más limpio posible.

No sobregirarte de deudas

Como regla general, Miranda evalúa que de acuerdo con los ingresos netos de la unidad familiar, la cuota de pago de la casa adquirida no debería pasar más del 30% de los ingresos al pago de deudas en total en un mes.

La experta estima que alguien que cuente con un ingreso salarial de mil dólares, como máximo su abono podría ser de 300 dólares, no más. Medio punto porcentual en miles de dólares a largo plazo (20 años) suman un gran monto, cuya diferencia podría ser ahorrada si valoran las diferentes propuestas de las entidades bancarias.

Ubicación

Expertos en bienes raíces sostienen que la ubicación es un factor clave al momento de decidir en dónde vamos a vivir, porque al final lo que se busca es la plusvalía, que las casas ubicadas en determinadas zonas adquieran un mayor valor, en caso de que se desee vender el inmueble, a manera de inversión para recuperar un poco de dinero. Como consejo, al recorrer las zonas para comprar una propiedad, se debería considerar qué lugares se necesitan frecuentar regularmente, cómo se planea manejar a esos lugares y cuánto tiempo podría tomar llegar a esos sitios específicos. También habrá que analizar si hay suficientes vías de comunicación, servicios, comercios, transportes, recreación y abasto.

Chequear la casa

Por otro lado, sería bueno realizar una inspección preliminar del inmueble. En este sentido, contar con una inspección profesional sería bueno para saber si merece la pena que invirtamos en una determinada casa que nos haya llamado la atención.

Trámites legales

Ojo con la revisión de los documentos antes de firmar, recomienda por su parte la abogada Gema Urbina Alemán, quien expresa que siempre es bueno hacerse respaldar de un abogado, sobre todo cuando hay dudas. Todo contrato a simple vista debe decir fechas de inicio y terminación, cantidad de dinero como depósito, descripción de la propiedad y penalidades.