•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Fondo Monetario Internacional (FMI) reiteró este lunes que en Nicaragua “la reforma del sistema de seguridad social es prioritaria”, sugiriendo al Gobierno aplicar gradualmente, dentro de lo posible, una combinación de medidas para mejorar la sostenibilidad de esta institución.

El organismo internacional concluyó, tras una evaluación de la economía nicaragüense, que “la proyección de crecimiento del PIB real para 2017 es de 4.5%” en este país, mientras que la inflación permanecería anclada en torno al 6%, por el régimen de deslizamiento cambiario.

El FMI también recomienda que a mediano plazo la política fiscal sea dirigida a “mejorar la resistencia y fortaleza frente a posibles ‘shocks externos’”.

Si se combinara una reducción del financiamiento proveniente de instituciones financieras internacionales y una menor cooperación de Venezuela, “podría ejercer presiones sobre el mercado de divisas”, advierte el FMI.

INSS cierra primer trimestre con déficit de C$477.3 millones

Por los riesgos “derivados de los efectos de contagio de las políticas estadounidenses, así como la vulnerabilidad al cambio climático y a los desastres, la política fiscal (de Nicaragua) debería procurar ser más contracíclica”, precisa el FMI.

“Las reservas externas y las reservas financieras deberían reforzarse”, enfatiza en el comunicado emitido este 26 de junio

INVERTIR EN INFRAESTRUCTURA

El FMI aconseja a Nicaragua hacer mejoras adicionales a la competitividad del país, para reducir la vulnerabilidad frente a ‘shocks externos’ y propiciar una transformación estructural. “Algunas de las medidas clave en este sentido consisten en mantener la inversión en infraestructura, fomentar el desarrollo del capital humano y eliminar los obstáculos relacionados con las aptitudes de la fuerza laboral”, señala.

Las proyecciones del FMI consideran que este año en Nicaragua “el déficit del sector público consolidado se moderará ligeramente hasta situarse en torno al 2.3% del PIB, lo cual implica mantener una orientación fiscal neutra, acorde con el ancla fiscal de las autoridades económicas”

El 22.3% de los asegurados solo cotizó de 1 a 10 semanas en 2016.

“Se estima que el saldo en cuenta corriente se mantendrá estable en torno al 8.5% del PIB”, destaca.

A la vez pronostica que “las reservas líquidas del INSS (Instituto de Seguridad Social) se agotarán de aquí a 2019, lo cual podría obligar a aumentar las transferencias públicas para financiar las prestaciones de jubilación y de salud”.

El INSS registró un déficit de C$477 millones en el primer trimestre de 2017. En ese mismo período de 2016, el déficit ascendió a C$197 millones, según datos del Banco Central.

“Teniendo en cuenta el régimen cambiario, sería recomendable contar con una posición de reservas más sólida para alcanzar el rango de suficiencia sugerido por el FMI”, expresa el comunicado del organismo financiero internacional.

Gobierno estudiará recomendaciones sobre el INSS

“Iniciativas encaminadas a mejorar la supervisión de las empresas estatales suponen un gran paso adelante”, afirma el directorio ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) al concluir la Consulta del Artículo IV con Nicaragua.