•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Nicaragua y Colombia mantienen conversaciones para que el país centroamericano ingrese a la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) y como observardor a la Alianza del Pacífico, informó hoy una fuente oficial.

Las conversaciones entre ambos países iniciaron este jueves en Colombia, en el marco de una misión comercial de Nicaragua en el país suramericano, encabezada por el titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Orlando Solórzano, señaló la vicepresidenta y primera dama nicaragüense, Rosario Murillo, a través de medios del Gobierno.

Solórzano "se reunió con la canciller, María Ángela Holguín, para plantear el tema de la incorporación de Nicaragua a la Aladi, y también entregó la carta de solicitud de nuestro país para ser incorporado como observador a la Alianza del Pacífico", resaltó Murillo.

"Holguín manifestó que transmitirá nuestra solicitud a los ministros del Consejo de la Alianza (Aladi), para que la someta a consideración en la próxima reunión de este mecanismo, que se realizará en agosto de este año", añadió la primera dama.

Las relaciones entre Nicaragua y Colombia se han estrechado desde marzo pasado, cuando la Asamblea Nacional (parlamento) nicaragüense derogó de forma unánime el "impuesto patrio" que se aplicaba desde 1999 a los productos provenientes de Colombia para financiar las disputas legales entre ambos países por territorio en el mar Caribe.

El impuesto que gravaba con el 35 % a los productos originarios o importados de Colombia fue creado en diciembre de 1999 cuando fue confirmado el Tratado Ramírez-López entre el país suramericano y Honduras, en el que ambas naciones se apropiaron de la mayor parte del territorio nicaragüense en el mar Caribe.

El impuesto ya había sido eliminado para Honduras en el año 2003, pero se mantuvo para Colombia con el objetivo de financiar una demanda contra este país ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

El contexto en que fue emitido el "impuesto patrio" cambió en 2012, cuando la CIJ restituyó a Nicaragua un área en el mar Caribe que el país centroamericano calcula en más de 90.000 kilómetros cuadrados y Colombia en unos 75,000 kilómetros cuadrados, dejando para el país andino el archipiélago de San Andrés.