•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La fuerte presencia de una plaga conocida como langosta medidora en algunos territorios del municipio de Estelí, preocupa a los agricultores ya que aseguran les afecta las plantaciones  de maíz.

De igual forma señalan que la langosta medidora, conocida también como gusano cogollero, ha devorado varias extensiones de pastos en potreros abiertos.   

El mayor problema se ha dado, según dijeron agricultores, en lugares del Diamante de Las Segovias como la comunidad El Robledal ubicada a unos treinta kilómetros al noreste de la ciudad y en la zona  boscosa de Miraflor, donde el insecto ha afectado algunas extensiones de pasto para el ganado.

Ariel Blandón afirmó que el gusano cogollero ataca los potreros y luego al pasto se le dificulta recuperarse. 

A decir de Blandón, la presencia de las langostas medidoras o gusano cogollero se dio en un periodo a inicios del mes de  junio cuando dejó de llover en la zona. 

“Muchos vecinos me dijeron que con la llegada de las lluvias de los últimos días esos insectos se morirían y hasta ahora no se ha observado eso” detalló Blandón preocupado.

Consultado sobre el particular, el productor y también vicepresidente de la Junta Directiva Nacional de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic), Salvador Castillo Montenegro, quien tiene fincas en la zona Miraflor y en el sector de El Dorado, al norte del municipio, dijo que en sus parcelas como es normal hubo presencia de las langostas medidoras pero que no presenta muchas pérdidas tanto en el área de pasto como en los cultivos de maíz.

Controlando la plaga 

En su caso destacó que ha logrado controlar las afectaciones usando venenos naturales que fumiga de forma directa o usando productos orgánicos.

Castillo al igual que otros agricultores estelianos, como Ramón Zeledón y José Martínez, dijeron que esperan que con la llegada de las lluvias el gusano muera y evitarse daños tanto en los pastos como en los cultivos de maíz. 

Mientras que Noel Centeno, quien es productor de la zona noreste de Condega, destacó que utilizando venenos naturales y con las lluvias registradas durante los últimos días, la plaga ha aminorado su presencia y daños.

Dijo que él y los demás agricultores de la zona están preparados para combatir los efectos de la langosta medidora o gusano cogollero del maíz. 

Pero agricultores como Ramón Martínez de la zona seca de Pueblo Nuevo, temen que si en el llamado veranillo de la canícula, que inicia el 15 de julio  y finaliza un mes después, se prolonga más de lo previsto afecte sus cultivos de maíz.

Esos gusanos, devoran la parte suave del cogollo de las plantas de maíz y no las dejan crecer y muchas veces cuando la incidencia de la plaga es fuerte afecta la parte de las mazorcas.

Este año, en el departamento de Estelí se cultivan según datos del sector entre 46 mil y 50 mil manzanas de maíz, frijoles, sorgo y hortalizas. Pese a la sequía del año pasado, los efectos del gusano cogollero del maíz o langosta medidora fueron mínimos en comparación con este año, según Noel Vílchez, dirigente municipal  de la UNAG en Condega.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus