•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Carlos José Zavala Espinoza, de 59 años, es propietario de la Empresa de Protección y Vigilancia (Emprovisa). La empresa está integrada por tres empresas especializadas cada una en un ramo de la seguridad, siendo estas: Emprovisa dedicada a la seguridad física, Emprocap especializada en capacitaciones de los trabajadores  y Netguard, empresa dedicada a la seguridad electrónica.

Emprovisa es el producto de la unión de aspiraciones, voluntades, capacidades, talentos y experiencias de un grupo de especialistas de seguridad, comentó  Zavala.

Inicios

“Hace mucho tiempo yo empecé a trabajar con el puesto de guarda de seguridad por 2 años y posteriormente me ascendieron a supervisor de área de seguridad, duré en ese puesto un año y me ascendieron a jefe de seguridad. También estuve un año. Estando ahí me trasladaron de jefe de seguridad a una compañía. Estuve ahí laborando alrededor de un año y luego me trasladaron de jefe de seguridad a otra empresa donde laboré aproximadamente 15 años”, comentó el emprendedor.

Carlos Zavala, aseguró que exactamente en 1990, por distintos factores, la empresa decidió privatizar la seguridad y los trabajadores que se desempeñaban como guardas de seguridad fueron despedidos de esta, lo que fue una oportunidad para poder constituir su empresa, como una sociedad anónima.

“El 24 de enero de 1996 nuestra empresa ya fue fundada, el 24 de enero de este año cumplimos 21 años. Nosotros ya no somos una empresa, ahora somos un grupo de empresas que nos denominamos grupo empresarial N, estamos agrupadas 3 empresas: seguridad electrónica, seguridad física y una de capacitación”, explicó Zavala. 

Carlos Zavala comentó que en estos momentos están en la etapa final de la construcción de su edificio corporativo donde estarán laborando las tres empresas.

También relató que se vio en la necesidad de emprender con su empresa porque se dio cuenta que la experiencia acumulada de tantos años no era para que continuara como empleado.

“Valió la pena hacer el esfuerzo para construir nuestra empresa y es lo que hicimos y nos resultó”, aseguró Zavala.

Para Carlos Zavala y sus socios, la mayor dificultad que tuvieron fue desarrollarse en áreas que desconocían. “Nosotros no sabíamos nada del área de mercadeo ni selección, no sabíamos nada de administración o recursos humanos, eso tuvimos que aprenderlo”. Zavala, contó que al inicio fundaron la empresa 30 socios, el día de hoy pertenecen solo 15 de las personas que asumieron el reto de emprender.

Agregó que iniciaron con 80 empleados, y ahora cuentan con 500 trabajadores. Emprovisa se ha expandido, tienen sucursal en Managua, Masaya, León, Rivas y están por abrir la sucursal de Sébaco.

Dificultades

Para Zavala y sus socios, durante los primeros años, el área financiera fue un problema porque no sabían nada de finanzas.

“Tuve que entrar en un proceso de aprendizaje, tomé unos cursos ejecutivos de administración, contabilidad y posteriormente me atreví a tomar un posgrado en gerencia y mercadeo del cual no tuve acceso porque no soy profesional, yo solo soy bachiller, no tengo el grado de universidad”, mencionó el emprendedor.

“Yo les dije que no necesitaba que me dieran notas, que yo necesitaba aprender porque mi empresa se estaba muriendo, si mi empresa no moría es porque había pasado el posgrado y si moría es porque no lo había aprobado, apliqué al posgrado y sobrevivió mi empresa”, explicó el propietario de Emprovisa.

Destacó que lo más fácil que les resultó como empresa fue conocer el negocio, porque de la actividad que iban a desarrollar tenía y tienen bastante dominio.

Según Carlos Zavala, el 50% de los clientes de Emprovisa son zonas francas del país.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus