• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El presidente de la Confederación Panamericana de Escuelas de Hotelería, Gastronomía y Turismo (Conpeht), Ramón Martínez Gasca, explicó que “el Turismo Rural es una actividad que se desarrolla en áreas del campo con familias, cooperativas, asociaciones de desarrollo comunal, grupos étnicos o indígenas, y otras organizaciones de tipo colectivo que manejan la actividad turística planificando, gestionando y cuidando los recursos naturales, culturales e históricos, que sirven de atractivo en sus territorios”.

Martínez señaló que los ingresos que se generan de la venta de productos y servicios del turismo rural, se distribuyen entre la misma comunidad, conformando una modalidad de turismo más equitativa social y económica de la localidad.

Además, comentó que las instalaciones de este sector turístico suelen ser antiguas construcciones rurales que una vez adaptadas, son rentadas temporalmente a familias.

Aunque en Nicaragua no se ha explotado totalmente el turismo rural, el presidente de la Conpeht expuso que los efectos económicos que esta actividad produce son evidentes.

“Lo que requiere Centroamérica es crear políticas claras, invertir en ellas para lograr por un lado, apoyar a las comunidades locales a capacitarse y a invertir como pequeños microempresarios, mostrando lo que ellos hacen y producen”, manifestó el presidente de Conpeht.

En tanto, Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur) dijo que el turismo rural es todo aquel que se desarrolla fuera del centro urbano.

“Pueden ser las playas, zonas de reservas ecológicas, por supuesto la zona norte”, comentó Valenti.

Agregó que la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua está promoviendo el desarrollo de este tipo de negocio.

“En Centroamérica, somos el país que menos oferta turística presenta, y queremos diversificar la oferta en el turismo rural. Generar nuevas inversiones es una de las metas”.

Según Antonio Armas, presidente de la Asociación Nicaragüense de Turismo Receptivo (Antur), el senderismo, avistamiento de ballenas, el surfing, el agroturismo y el escalamiento de montañas son algunas de las actividades que ofrece el turismo rural o alternativo en Nicaragua.

“Con esto esperamos atraer a más visitantes del exterior”, manifestó el presidente de Antur.

Ingresos

En tanto, Carla Bush, de la Secretaría de Integración Turística Centroamericana (Sitca), durante el XV Encuentro Centroamericano de Pequeños Hoteles, realizado recientemente en Nicaragua, sostuvo que ese organismo tiene como meta la entrada de 11.2 millones de personas en Centroamérica y que los ingresos de divisas alcancen US$13,252.2 millones.

El Sitca es una dependencia del Sistema de Integración Centroamericana, que da seguimiento a los mandatos de los presidentes de la región en materia de turismo.

Según el último barómetro de la Organización Mundial de Turismo (OMT), los destinos de todo el mundo recibieron 348 millones de turistas internacionales entre enero y abril del 2016, es decir, unos 18 millones más que el año anterior durante ese mismo periodo.