Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

El directorio del Instituto Interamericano de Cooperación Agrícola (IICA) y la Red Sicta aprobaron recientemente a la Unión de Productores del Municipio de Cárdenas (Uprocon) la cantidad de 158 mil dólares para apoyar la siembra e innovaciones en la validación de semillas de frijol para mejorar el abastecimiento al mercado nacional.

La aprobación de los fondos realizados se dará mediante la firma de un acuerdo entre el doctor Gerardo Escudero, representante del IICA, el presidente de la Uprocon, Santos Avilés, y Bayardo Serrano, del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA).

El acuerdo pretende mejorar las buenas prácticas agrícolas, caracterizar las semillas que demanda el mercado, mejorar la infraestructura de almacenamiento y procesado, así como hacer más eficiente el trabajo de mercadeo interno e internacional.

El Proyecto Red Sicta fue creado en 2004 por el IICA, la Agencia Suiza para el Desarrollo y por el organismo de cooperación Cosude, que destinó diez millones de dólares para financiar innovaciones agroproductivas y comerciales hasta el año 2012, en las cadenas de maíz y frijol de los siete países del istmo centroamericano.

Los 211 socios de la cooperativa Uprocon que participarán de este proyecto son productores tradicionales de granos básicos en el municipio de Cárdenas, en la frontera sur nicaragüense, donde prevalecen los bosques naturales.

INTA suministrará germoplasma
El Director del INTA, ingeniero Bayardo Serrano, manifestó que tenía sus reservas para apoyar este proyecto en una zona agroecológica protegida; sin embargo, sus dudas desaparecieron cuando el IICA le aseguró que el cultivo de semilla de frijol se realizará en las mismas áreas utilizadas por los agricultores, y con la prohibición expresa de no tumbar ni un solo árbol.

“Yo confío --afirmó el Director del INTA-- en la capacidad y experiencia técnica del IICA, y confío también en que los productores sabrán aprovechar los recursos financieros y la asistencia técnica para mejorar su situación económica”.

El INTA tendrá la tarea de suministrar el germoplasma y dar asistencia técnica directa a los productores.

El Dr. Gerardo Escudero expresó su confianza en que la alianza formada por el IICA/Red Sicta-INTA y Uprocon, “permita seguir avanzando en los procesos de innovación, para aumentar la productividad, la calidad y aprovechar las oportunidades del mercado nacional e internacional del frijol”.

El proyecto de innovación en la cadena de frijol tiene un costo aproximado a los 700 mil dólares, 75 por ciento de los cuales son aportes por los productores en recursos tierra, mano de obra e infraestructura.