•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para este año, Nicaragua exportará hacia el mercado mexicano un total de 40,000 quintales de frijol negro. La venta forma parte de un primer esfuerzo que un grupo de productores del país realiza con miras a mejorar la potencialidad del grano a nivel internacional, informaron ayer representantes gremiales.

“Producto de este esfuerzo de juntarnos logramos conseguir un mercado en México para 40,000 quintales de frijol que será exportado a inicios de septiembre y con el cual vamos  a obtener un excelente precio, arriba de los US$50 por quintal”, expresó Javier Pasquier, presidente de la Federación de Cooperativas para el Desarrollo (Fecodesal).

De acuerdo al directivo gremial, la negociación de este contrato fue realizada a través de una alianza con otro grupo de productores hondureños. Producto de la venta  de los 40,000 quintales, el país percibirá  aproximadamente US$2 millones. 

Según el Plan de Producción de Consumo y Comercio, para el ciclo agrícola 2017-2018, la producción de frijol alcanzaría 100,000 quintales, debido a la siembra de 5,000 manzanas, cuyo rendimiento está calculado en 20 quintales.

“Se proyecta un volumen exportado para el 2017 de 71.8 miles de quintales, 7.5% de crecimiento e ingresos por US$3.6 millones, 20% de crecimiento”, señala el documento oficial. 

Potenciar ventajas

Pese a ser un producto con una fuerte demanda a nivel mundial, en el país la producción de este grano continúa siendo en menor escala, algo que según el directivo gremial se busca cambiar apuntando a potenciar las ventajas de cultivarlo.
“El frijol negro es más resistente a las enfermedades, se adapta más a excesos de lluvias, el problema que tienen los productores es el acceso a semillas, pero para la siembra de este ciclo nosotros tuvimos el apoyo del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) que vendió semilla de muy buena calidad, que fue empleada por los productores para cultivar y para crear un banco de semillas para los ciclos de postrera y apante”, señaló Pasquier.

México, Venezuela y Costa Rica son algunos de los principales destinos hacia donde se vende la cosecha de frijol negro nicaragüense, detalló el directivo.

Por su parte Omar Jiménez, gerente de la Alianza del Norte cuyo eje de acción está ubicado en los municipios de Madriz, Estelí y Nueva Segovia, destacó que otro beneficio del frijol negro es el hecho de que este producto tiene buena demanda en los mercados internacionales, y que para este ciclo la banda de precios se mantendrá estable.

“El frijol negro se consume poco en el país, pero tiene un mercado bien estable, nosotros estamos apuntando a exportar frijol negro a México. Ya tenemos un contrato firmado a través de Agrobolsa de Honduras para exportarlo a este país”, dijo Jiménez.

Según el directivo gremial, para el subciclo productivo de primera se estarán exportando alrededor de 5,000 quintales y para el subciclo de postrera serán 12,000 quintales los que se exportarán, el restante de la exportación convenida se realizará durante el subciclo productivo de apante.

Jiménez explicó que para los primeros subciclos de primera y postrera, la mayor cantidad de producción se realizará en las zonas de Estelí, Madriz y Nueva Segovia, mientras que para el subciclo de apante la producción se obtendrá de las áreas cultivadas en  Nueva Guinea y Río San Juan.

Crear comisión nacional

Ambos directivos gremiales brindaron estas declaraciones luego de participar en una reunión para conformar la Comisión Nacional del frijol.

Según Pasquier, este esfuerzo estaría integrado por varias organizaciones que aglutinan a cerca de 40,000 productores de frijol del país.

“La Comisión Nacional del frijol abogaría por darle solución a toda la problemática que es la cadena de frijol, lo importante es que ahora no solo estamos los productores, sino que también se nos han sumado empresarios que se dedican a la  comercialización y empresarios que se dedican al procesamiento”, dijo Pasquier.

Propiciar la implementación de estrategias que permitan el crecimiento sostenido de la cadena de producción del frijol, así como el establecimiento de alianzas para la comercialización del grano a nivel internacional sería parte de los objetivos a impulsar.