•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un grupo de productores nicaragüenses exportará a México aproximadamente 40 mil quintales de frijol negro en septiembre, anunciaron representantes gremiales la semana pasada. Milton Castillo, representante de la organización internacional Heifer, califica la experiencia como “piloto”, puesto que la idea es escalarla a otros actores de la cadena del frijol. 

“Se trata de que esta primera experiencia de comercialización del frijol negro en la zona de Las Segovias pueda incorporar en el futuro otras acciones de comercialización para escalar el impacto a otras zonas productoras de frijol, no solamente el frijol negro, sino también el rojo”, señaló Castillo, cuya organización se encargó de generar las articulaciones en el proceso de construcción de alianzas entre productores.

Dicha exportación se hará a través de la compañía Agrobolsa de Honduras, explicó Castillo. Un grupo de productores asociados a la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos de Nicaragua (UNAG), a la Federación de Cooperativas para el Desarrollo (Fecodesa), y a otro grupo de cooperativas en la zona Norte, venderán a la compañía hondureña y desde allá se exportará a México. 

“La primera experiencia es a través de esta organización, pero la idea es luego ampliarla para hacerla de forma directa”, aseveró Castillo, señalando que las conversaciones con Agrobolsa de Honduras iniciaron hace un poco más de tres meses, y han incluido un proceso de negociación de precios, volúmenes y calidades. 

Y es la calidad del producto precisamente uno de los obstáculos que según el experto se tienen que superar para iniciar la exportación de frijol a mayores volúmenes. 

“Estamos tratando de facilitar esta construcción de esas normativas que exige el mercado internacional, y a partir de esas normativas hacer planes de acción que desarrollen capacidades en la cadena, desde la parte de producción primaria hasta la parte del acopio, el almacenamiento y la exportación”, detalló.

Resaltó que en las normativas internacionales se encuentran el grado de pureza del frijol, las variedades y mayores volúmenes productivos para abastecer la demanda. Además, desde la producción primaria se debe tener en cuenta la distancia en el área de la siembra, el manejo de la gestión del riesgo a través de prácticas agroecológicas, o el tema de la información climática. 

Pero por ahora los 40 mil quintales que se exportarán serán el primer paso para ampliar el mercado de exportación del frijol negro desde Nicaragua. Según el Banco Central de Nicaragua (BCN), el frijol, aunque no se especifica si el negro o rojo, es el décimo producto más importante de los exportados entre enero y mayo de este año. 

El mercado de destino para el frijol es mayormente Centroamérica, de acuerdo con los datos del BCN. A Costa Rica, El Salvador y Honduras se exportaron 10, 9 y 7 millones de dólares respectivamente en los cinco primeros meses del 2017.

Castillo asegura que la exportación a México generará al menos 2 millones de dólares, siendo el precio por quintal de US$53 dólares, “un precio muy competitivo”, según el representante de Heifer, pues de acuerdo con algunos productores los costos de producción rondan los US$30 y US$35 dólares. 

En tanto, los productores de frijol continúan reuniéndose para conformar una “Comisión Nacional del Frijol”, a la par de empresarios que se dedican a la  comercialización y al procesamiento. A través de esa comisión, podrán mejorar la cadena del frijol e identificar nuevos mercados potenciales para exportar frijoles negros y rojos.