•   México  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un TLCAN más proteccionista sería contraproducente para la inversión de empresas asiáticas a México, pues el país latinoamericano dejaría de ser la puerta de entrada a Estados Unidos y Canadá, alertaron ayer algunos expertos.

“Si el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) involuciona a una postura más proteccionista, lo que va a suceder es que estas empresas (asiáticas) ya no van a invertir tanto en México”, dijo José Luis León en la conferencia “TLC y nuevas oportunidades para México en Corea, China y Japón”.

En un simposio organizado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), este internacionalista y politólogo experto en Asia consideró que el “principal beneficiario” del TLCAN, que entró en vigor en 1994 entre México, Estados Unidos y Canadá, han sido los países de Asia, que invirtieron más en México y “han logrado conquistar mayores porcentajes de mercado en EE. UU.”. 

En este contexto, advirtió que el comercio “triangulado” entre México, Estados Unidos y países del este de Asia se tratará insistentemente en las negociaciones para reformar el TLCAN.

La primera ronda de negociaciones se celebrará del 16 al 20 de agosto en Washington, a petición del jefe de la Casa Blanca, Donald Trump, quien considera que en los términos actuales el convenio perjudica su país.
Entre otros temas, consideró que las reglas de origen serán muy debatidas y estas tienen que ver con los porcentajes regionales dentro de las manufacturas producidas en América del Norte.

Su importancia se explica porque los derechos y las restricciones aplicadas a la importación pueden variar según el origen de los productos importados.
“Estas reglas han sido muy flexibilizadas y ha beneficiado a las importaciones asiáticas. Y una parte fuerte de la negociación por parte de EE. UU. vendrá en reducir la posibilidad de que terceras partes como el caso de países asiáticos exporten insumos para el ensamble en América del Norte y esto puede tener efectos muy importantes a mediano plazo sobre la economía mexicana”, advirtió. 

Juan José Ramírez Bonilla, experto en Asia-Pacífico del Colegio de México, indicó que ha llegado el momento de voltear la mirada a Asia, apuntando hacia Singapur, Taiwán, China, y especialmente Japón y Corea del Sur.

Este último tiene “acuerdos con contrapartes en la Alianza del Pacífico, con la Unión Europea. En Asia-Pacífico, si nos atenemos únicamente a quienes podrían facilitarnos la inserción no solo a la economía regional del Pacífico, sino a la economía global, Corea sería el socio indicado”. 

El embajador Eduardo Roldán instó a potenciar una estrategia a largo plazo con China, Corea y Japón, pues el “motor de la economía mundial es Asia, y concretamente China”. 

En 2016, las importaciones estadounidenses desde México totalizaron 179,583 millones de dólares, mientras que las exportaciones fueron de 302,655 millones de dólares.