•   Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La caída de los precios del petróleo desde 2014 devastó la economía venezolana, que recibe 96% de sus divisas de la exportación de crudo. El país, que encadena tres años de fuerte contracción, redujo drásticamente las importaciones, generándose una severa escasez de alimentos y medicinas. La industria funciona al 30% de su capacidad por falta de insumos.

Venezuela también tiene la inflación más alta del mundo, que el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyecta en 720% para 2017. Maduro atribuye el colapso a una "guerra económica" de empresarios de derecha para derrocarlo, apoyada por la oposición y Estados Unidos. El petróleo supone más del 90% de sus exportaciones y de las que el 40% tienen como destino EE. UU.

Ante la reciente elección de la Asamblea Nacional Constituyente hace dos domingos, Estados Unidos ha barajado ampliar sanciones a ese país sudamericano. El diario The Wall Street Journal informó que Unión Americana podría anunciar una nueva ronda de medidas, entre las que queda descartado un bloqueo a las importaciones de petróleo venezolano.END

Sí son opciones probables, de acuerdo al diario, el veto a las exportaciones de crudo y de productos refinados estadounidenses a Venezuela y las restricciones en el uso del sistema bancario y el tipo de cambio estadounidenses para la petrolera estatal, Petróleos de Venezuela (PDVSA), aunque la decisión todavía no está tomada.

Te interesa: Bolivia rechaza decisión inconsulta de Mercosur de suspender a Venezuela

La falta de productos refinados estadounidenses que Venezuela mezcla con crudo pesado podría forzar al país caribeño a importar crudo ligero a precios más altos de terceros como Argelia o Nigeria. Los analistas creen que aplicar más sanciones a Venezuela podría acelerar el hundimiento de su economía.

Esta medida también la situaría al borde de la bancarrota, dado que el sector petrolífero suministra el 94% de las divisas del país. Por su parte, las refinerías petroleras de Estados Unidos mostraron hace días su oposición a un posible veto de las importaciones de crudo venezolano, dado que algunas compañías de la Costa del Golfo dependen del país caribeño.

De interés: Maduro dice que remoción de fiscal era necesaria y defiende Constituyente

Las exportaciones de petróleo venezolano  en 2015 ascendieron a 1,950 MBD (Miles de Barriles Diario) de las cuales Asia adquirió el 41%( 802 MBD), India y China son los principales compradores con 415 y 316 MBD, en conjunto representan el 37% de las exportaciones de crudo venezolano, de acuerdo con el último informe de PDVSA. 

La segunda región con mayor compras de petróleo venezolano es Norteamérica con 38% (733 MBD), de estos, Estados Unidos compró  731 MBD, Canadá adquirió los dos restantes. En tanto, el Caribe absorbió el 13% de  las exportaciones de crudo venezolano, mientras Europa acaparó el 7.6%. 

Lea más: Leopoldo López es devuelto a su residencia bajo arresto domiciliario en Venezuela

Suramérica por su parte adquirió en 2015 el 0.2% de estas, el total de las exportaciones de esa parte de la región fue adquirido por Uruguay (4 MBD). Mientras tanto, Centroamérica representó un 0.3%, equivalente a 6 MBD. En Centroamérica, únicamente Nicaragua fue receptora de petróleo venezolano.

Mercosur

La decisión de los países fundadores del Mercosur de aplicar por unanimidad la “cláusula democrática”, que amplía la suspensión por carácter indefinido de Venezuela del bloque, descarta sanciones económicas, pero aísla políticamente al país andino, resaltaron el sábado en Sao Paulo los cancilleres del grupo.

"No está prevista una sanción comercial", pues existen "acuerdos bilaterales con Venezuela, lo que va a tener (con la aplicación de la cláusula) es un efecto de aislamiento político", afirmó en rueda de prensa conjunta en la Alcaldía de Sao Paulo el canciller brasileño Aloysio Nunes. El comercio entre Mercosur y Venezuela ha descendido. 

El comercio entre Mercorsur y Venezuela cayó un 66.7% desde su ingreso al bloque en el año 2012, al pasar de un volumen total de 9,742 millones de dólares a 3,240 a cierre de 2016, según un informe de la consultora privada Abeceb publicado la semana pasada.

De acuerdo a los datos del mismo, en los cinco años las exportaciones del Mercosur hacia Venezuela descendieron un 63.8%, de 7,761 millones de dólares a 2,807; mientras que las importaciones desde el país caribeño sufrieron un desplome aún mayor, del 78.14%, desde 1981 a 433.

Las cifras ofrecidas por Abeceb muestran que el retroceso de la actividad comercial se produjo principalmente en los últimos dos años, debido a la crisis económica vivida en el país, que según las previsiones de la consultora provocará este año una caída del PIB de más del 10%.

Dentro de Mercosur, el año pasado los principales exportadores hacia Venezuela fueron Argentina y Brasil, con el 52% y el 45% de las ventas totales mientras que las de Paraguay y Uruguay apenas representaron el 2% y el 1%, respectivamente. 

En cuanto a las importaciones, Brasil fue con diferencia el mayor comprador de bienes venezolanos, con el 96% del total; en tanto que Argentina supuso el 3%; Paraguay, el 1% y Uruguay, un porcentaje cercano al 0%.

Los alimentos totalizaron más de la mitad de las exportaciones de Mercosur hacia Venezuela, y de 2012 a 2016 descendieron un 53.7%. 

Por otro lado, los productos más demandados a Venezuela por los socios del bloque comercial, con casi dos terceras partes, fueron los relacionados con los combustibles y lubricantes –especialmente el petróleo-, que en los últimos cinco años experimentaron un retroceso del 83.7%.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal)  confirmó la semana pasada que las economías de América Latina y el Caribe crecerán promedialmente 1.1% con una abrupta caída de 7.2% de Venezuela. El organismo señaló que las tensiones geopolíticas en algunos países productores, así como la posible agudización de la crisis en la República Bolivariana de Venezuela representarían riesgos al alza en el precio del petróleo. 

Según el Estudio Económico de América Latina y el Caribe, publicado por la Cepal la semana pasada precisa que en el caso de la República Bolivariana de Venezuela, tras registrarse una devaluación del 286% en 2016, el Gobierno, en conjunto con el banco central, introdujo cambios en el sistema existente. Las reservas internacionales se han visto afectadas al disminuir entre 2016 y primer trimestre 2017 un 5.3%.