•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los discursos de la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, y el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, son los platos fuertes de la reunión anual de banqueros centrales que comienza hoy en Jackson Hole (Wyoming).

Yellen ofrecerá este viernes a las 8.00 hora local (Misma hora de Nicaragua) una conferencia sobre estabilidad financiera, y no se espera que dé pistas sobre el curso del ajuste monetario gradual en EE.UU.

Aunque la Fed había adelantado hasta tres subidas de tipos de interés antes de fin de 2017, después de las dos de comienzos de año que dejaron el precio del dinero entre el 1 % y el 1,25 %, la persistente debilidad de la inflación ha arrojado dudas sobre un nuevo ajuste antes de que concluya el año.

Los analistas, por tanto, estarán más pendientes del panorama macroeconómico que dibuje, dado que hasta el momento el banco central estadounidense había considerado esta ralentización de la inflación como "transitoria".

El evento, que se prolonga hasta el sábado y reúne a los principales banqueros centrales mundiales, tiene como tema principal este año "Impulsando una economía global dinámica".

Además, podría tratarse de la última participación de Yellen en el encuentro estival en el exclusivo complejo turístico en las montañas de Wyoming, dado que su mandato al frente del banco central estadounidense concluye en febrero del próximo año.

Durante la campaña electoral el presidente estadounidense, Donald Trump, criticó duramente la labor de Yellen al frente de la Fed, pero hace unos meses cambió de opinión y subrayó que consideraba a la actual presidenta como uno de los posibles candidatos para encabezar el organismo.

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo. Archivo/ENDCorresponde al mandatario decidir quién estará al frente del todopoderoso banco central estadounidense los siguientes cinco años, previa confirmación del Senado, y Trump ha asegurado que le "gustaría que los tipos de interés se mantengan bajos".

Los economistas coinciden en que el multimillonario plan de estímulo fiscal de Trump, mediante recorte de impuestos e inversión en infraestructura, solo podrá sustentarse con un contexto de bajos tipos de interés que permitan un coste de financiación asequible y no dispare la ya abultada deuda del país.

El próximo encuentro de política monetaria del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed tendrá lugar el 19 y 20 de septiembre.

El otro gran protagonista de la reunión de banqueros centrales es Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), cuyo organismo se encuentra inmerso en un agresivo plan de estímulo monetario.

Draghi hablará poco después de Yellen, al mediodía del viernes. El programa del BCE, que incluye tipos de interés en torno al 0 % y multimillonarias compras de deuda, es similar al aplicado por la Fed en los años posteriores a la crisis financiera de 2008-09, la mayor de EE.UU. en ocho décadas.

La expectación en torno al discurso de Draghi se había disparado en los últimos días ya que muchos inversores esperaban que su intervención fuera el saque inicial en el debate del BCE sobre cómo recalibrar la política monetaria, con una posible reducción de la compra de activos, actualmente ubicada en 60,000 millones de euros al mes, dado el sólido crecimiento y la rápida caída del desempleo en la zona euro.

No obstante, los analistas apuntan ahora que Draghi optará por la cautela y no ofrecerá indicios al respecto. "Ante la necesidad de que el proceso sea ordenado y gradual, el BCE probablemente opte por evitar dar sensación de urgencia", afirmó una nota de los economistas de Caixabank sobre el encuentro en Jackson Hole.

En este sentido, apuntaron que "uno de los retos de este proceso es que el anuncio del tapering (reducción de la compra de deuda) no provoque volatilidad en los mercados y un endurecimiento brusco de las condiciones financieras".

La Bolsa de Wall Street se mantenía hoy expectante poco más de dos horas después de la apertura del encuentro, y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, registraba un leve descenso de 0,12 %.