•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El crecimiento del sector minero es innegable, según el Estudio de Análisis de la actividad minera 2006-2016, por ello conversamos con Sergio Javier Murillo, secretario de la junta directiva de la Cámara Minera de Nicaragua, para abordar algunos aspectos importantes.

Mencionó que las principales conclusiones del estudio Análisis de la actividad minera en Nicaragua 2006-2016 indican que la explotación de minas y canteras es una actividad motor o impulsora del crecimiento económico.

Asimismo, señala que la minería es una actividad económica con fuerte encadenamiento hacia atrás, es decir “arrastra” muchas otras actividades económicas que proveen de productos intermedios, servicios o bienes.

“La minería también se encadena con la minería artesanal, porque apoya la transformación del subsector en un modelo de negocios que genera más empleo, ingresos para sus miembros y beneficios a la comunidad”, comenta.

Además, señala que por cada dólar generado por la minería metálica, 66 centavos se quedan en Nicaragua en impuestos, remuneraciones y adquisición de bienes y servicios locales. Asimismo, por cada dólar generado por la minería no metálica, 80 centavos se quedan en Nicaragua en impuestos, remuneraciones y adquisición de bienes y servicios locales.

El señor Murillo destacó que entre 2012-2016, 19.6 millones de dólares han sido transferidos a las alcaldías municipales, derivados del pago de impuestos de la minería y que en 2016, el salario promedio mensual de los colaboradores de la actividad minas y canteras fue de 20,379 córdobas, equivalentes a 712 dólares.

¿Qué factores intervienen en el crecimiento de la actividad de explotación de minas y canteras?

Según el estudio Análisis de la actividad minera en Nicaragua 2006-2016, elaborado por el doctor Néstor Avendaño, la actividad minas y canteras tuvo un ritmo de producción anual de 9.2 en este período.

Este crecimiento se explica por diferentes factores. En el caso de la minería metálica, el crecimiento es atribuido al ritmo sostenido de producción de oro y plata, así como el precio internacional del oro.

Por otro lado, la minería no metálica, que es la producción de arena, calizas para cemento y agregados, es estimulada por la inversión pública por el factor construcción de infraestructura que incluye carreteras, viviendas, edificios residenciales, comerciales e industriales.

Igualmente destaca el recurso humano capacitado. La actividad minera emplea a más de cinco mil colaboradores orgullosos de pertenecer a un sector impulsor de la economía local y nacional.

Como el estudio lo reveló, el sector minero se distingue por ser una actividad motor o impulsora del crecimiento económico, pues arrastra consigo a otras actividades, su impacto en la economía local mediante el pago de impuesto y la creación de empleos bien remunerados.

¿Qué condiciones facilitan el incremento del  flujo bruto de inversión extranjera directa destinada a la minería?

La inversión extranjera directa en la minería ha sido fundamental para el desarrollo de la minería metálica y no metálica. De acuerdo con el estudio Análisis de la actividad minera en Nicaragua 2006-2016, elaborado por el doctor Néstor Avendaño, la Inversión Extranjera Directa acumulada en el período 1991-2016 es de 918 millones de dólares, de los cuales, 670 millones se concentran en los últimos seis años.

La inversión extranjera en la actividad minas y canteras ha estado motivada por el potencial geológico del país, el clima favorable de negocios, la estabilidad macroeconómica y financiera; y la relación cordial entre el Gobierno de Nicaragua y la empresa privada, representada por el Consejo Superior de la Empresa Privada.

¿Cómo es el balance de exportación de la plata frente al oro?

Tanto oro y plata son considerados minería metálica, siendo rubros que contribuyen de forma significativa al desarrollo económico y social de los distritos mineros y de Nicaragua. En 2016, el valor de la exportación de plata fue de 11.9 millones de dólares, bastante menor al valor de la  exportación del oro, que fue de 357 millones de dólares.

¿En este 2017 podrán llegar al máximo histórico de US$432.7 millones alcanzado en 2013 por las exportaciones de oro?

El año 2013 fue un buen año para las exportaciones de oro de Nicaragua. Esto se debió al incremento en el precio internacional. Luego de este año, aunque seguimos despuntando entre los tres primeros puestos de exportación del país, no tenemos un panorama semejante que nos lleve a pensar que esto podría suceder en el corto plazo.

Según lo operado a la fecha, nuestras expectativas apuntan a que el valor de la exportación de oro alcanzará aproximadamente los 370 millones de dólares a finales del año. Además, gracias al precio promedio de la onza troy de oro, que es de 1,280 dólares, más los niveles de producción de nuestros socios metálicos, estimamos mantenernos en el tercer lugar entre los principales rubros de exportación.

En los últimos diez años la producción de la actividad minas y canteras aumentó a un ritmo promedio anual de 9.2 por ciento, según el estudio Análisis de la actividad minera del economista Néstor Avendaño, presentado a principios de agosto.

En el caso específico del oro, desde 2011 la producción ha crecido a un ritmo promedio anual de 9.3% y alcanzó mayor pico de producción en 2013, que se exportaron 310.3 mil onzas troy de oro con un valor de 432.7 millones de dólares.

¿Por qué no se está utilizando el total del área disponible para explotaciones mineras?

La exploración y explotación minera son proyectos que toman bastante tiempo y demandan muchos recursos. En el caso de Nicaragua, al no existir un mapa geológico nacional, las empresas deben invertir mucho más recursos hasta determinar la calidad y cantidad del mineral disponible para proceder con la explotación industrial.

En la actualidad, las explotaciones se concentran en sitios que históricamente han sido aprovechados, como Mina El Limón, Mina La Libertad y Bonanza, en el caso del oro; y áreas de extracción de arena, agregados, caliza y piedra cantera en los municipios de Managua, San Rafael del Sur, Nindirí, Diriamba y Ciudad Sandino.

Se deben hacer muchos análisis y proyecciones para saber dónde y cómo hacerlo, es por ello que la minería se divide en cinco grandes fases

a. Prospección: Búsqueda de zonas donde se presume pueden existir yacimientos minerales. En esta etapa solo se hacen caminatas superficiales, geofísica aérea o terrestre, mapeo y muestras de rocas.

b Exploración: Trabajos geológicos de campo subterráneos o superficiales  necesarios para localizar un depósito mineral a través de sondeos, perforaciones, trincheras, evaluaciones de depósitos o yacimientos minerales. Esta actividad puede durar hasta 10 años.

c. Explotación: Extracción de sustancias minerales y rocas, industrial o artesanalmente con fines comerciales e industriales. Incluye las actividades necesarias para instalar infraestructura. Esta actividad dura según las reservas identificadas del depósito o yacimiento.

d.Beneficio: Conjunto de procesos empleados para la separación y transformación del material mediante métodos físico-mecánicos y químicos.

e Comercialización: Venta del producto obtenido dentro y fuera del país.

Dentro de la cámara, existen empresas socias dedicadas a la exploración con proyectos que han probado su potencial para transformarse en operaciones.

Nosotros confiamos que estos proyectos madurarán y alcanzarán el nivel operativo y productivo esperado. De esta forma la minería podrá incrementar su aporte económico expresado en forma de empleos bien remunerados, aporte al desarrollo social de los municipios mediante pago de impuestos y proyectos de impacto.

¿En qué beneficia al sector minero el ordenamiento de la minería artesanal?

El enfoque de Minería para todos, estructurado por la Cámara Minera de Nicaragua, con el apoyo del Ministerio de Energía y Minas, impulsa el modelo Bonanza, una iniciativa interesante y única que permite el ordenamiento de la minería artesanal en aras de transformarla en un modelo sostenible de negocios que genere empleo y divisas.

El modelo prueba que la minería industrial y la minería artesanal pueden y deben trabajar juntos. Socios como B2Gold y Hemco apoyan la organización y formalización de los mineros artesanales para que puedan operar dentro de la concesiones según lo establece la Ley de Exploración y Explotación de Minas (Ley 387).

En 2017, B2Gold y el Plantel Los Ángeles establecido en La Libertad, firmaron un acuerdo de colaboración, con el objetivo de promover el procesamiento sostenible del mineral proveniente de la minería artesanal y aportar al ordenamiento y organización de la actividad minera artesanal que se desarrolla dentro de las concesiones, sobre la base del Modelo de Atención a la Minería Artesanal desarrollado con el Ministerio de Energía y Minas.

Por su parte, HEMCO realizó un censo para ordenar y profesionalizar el sector artesanal, mejorar las prácticas laborales, legalizar los puntos de trabajo artesanal, ejecutar programas de desarrollo social especialmente en salud y educación, acceso al agua para las

comunidades rurales, la construcción de viviendas y mejorar el desarrollo municipal con el Plan de Ordenamiento y Desarrollo de la Minería Artesanal (PODMA).

Gracias al ordenamiento, la minería artesanal está organizada en cooperativas que reciben capacitaciones en temas como seguridad ocupacional, administración y finanzas; y manejo apropiado de desechos, así como proyectos específicos para fomentar su desarrollo social con énfasis en salud y educación.

También existen retos a superar dentro del ordenamiento de la minería. Por ejemplo, debemos incidir en el crecimiento ordenado de la minería artesanal y garantizar entre todos la seguridad jurídica de sus operaciones, así como promover cambios de conducta y cultura en los mineros artesanales a través de proyectos sociales.

Existen otros retos como lograr que se elimine totalmente el uso del mercurio. En ese sentido, debemos recordar que Nicaragua es un estado parte de la Convención de Minamata sobre el Mercurio y el acuerdo propone acciones para regular el uso del metal en la minería artesanal.

Finalmente, debemos trabajar todos para ampliar y mejorar la infraestructura existente para atender a la minería artesanal. Hoy tenemos varios planteles pero esta práctica puede extenderse e incluso ampliarse hasta tener laboratorios que certifiquen los procesos de la minería artesanal.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus