•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La inclusión financiera “todavía es muy baja” en Nicaragua, afirmó ayer el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri.

Señaló, durante la inauguración del III Foro Nicaragüense de Microfinanzas “Inclusión Financiera para un mayor desarrollo económico y social”, organizado por la Comisión Nacional de Microfinanzas (Conami), que en el país se tiene que hacer énfasis en proveer acceso a la bancarización a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

“Lo que hemos encontrado es que en las micros y las pequeñas empresas es donde no hay ese acceso a financiamiento, a educación financiera, es donde no hay también consciencia financiera de entender qué significa ser parte de un sistema, ser parte de un encadenamiento (productivo), (y) ser parte de un mercado. Desde ese punto de vista, tenemos que trabajar en darles herramientas de autoevaluación inanciera-crediticia a las pymes”, indicó el presidente del Cosep.

Según el líder del sector empresarial nicaragüense, la inclusión financiera es como un círculo virtuoso, porque en la medida en que se va logrando una mayor bancarización de las personas se logra que mejoren las oportunidades de su familia y del país.

Avanzar

Para Verónica Herrera, presidenta de la Asociación Nicaragüense de Instituciones de Microfinanzas (Asomif), Nicaragua puede avanzar más en materia de inclusión financiera.

Explicó que la inclusión financiera en el caso de las microfinanzas no se refiere solo al acceso a los microcréditos, sino también a todos los servicios financieros que se puedan. 

Por su parte, Aguerri destacó algunos avances que ha habido en materia de acceso a microcréditos en el país.

Ejemplificó que hoy las microfinancieras están entregando un 57% de sus créditos a mujeres, aunque por el otro lado los montos de los créditos son mayores para los varones.

Asimismo, indicó que las microfinanzas se van metiendo a otros segmentos de la actividad económica que se requieren impulsar, como en vivienda.

Aguerri dijo que hay mucho potencial para mejorar en inclusión financiera en Nicaragua. Señaló que por ejemplo en los últimos años se ha duplicado el número de personas que reciben remesas y que se están bancarizando. 

“Pasamos del 10 al 20 por ciento. Estamos lejos del resto de los países, pero vamos en el camino. Es parte de los esfuerzos para que las personas que reciben estas remesas hoy las reciban y puedan ahorrar. En el mundo en general, el 60% de las personas que reciben remesas tienen la posibilidad de ahorrar. En Nicaragua, estamos por debajo de ese parámetro, pero estamos empezando a ver que en nuestras empresas, en nuestros sistemas se están impulsando estos programas”, analizó Aguerri.

Importancia

Silvio Conrado, director por Nicaragua del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), indicó que en la última década ha tomado mucha importancia el tema de la inclusión financiera en todo el mundo. 

Señaló también que el tema comenzó a formar parte de las agendas de los organismos y agencias internacionales de desarrollo.  “De acuerdo con el Banco Mundial, la inclusión financiera es un elemento que propicia 7 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, por lo cual la cobertura crediticia debe ser parte de las políticas de desarrollo económico y social”, aseveró Conrado.

Para Nicaragua, según Conrado, la inclusión financiera cobra importancia desde el punto de vista que beneficia principalmente a las mipymes, que “aportan el 45% del PIB” del país, “generan el 80% del empleo nacional y producen el 39% de las exportaciones nacionales, a pesar de que el 75% de ellas (mipymes) tienen un estatus informal”. Conrado afirmó que Nicaragua aparece a nivel internacional con un 55% en el Índice de Inclusión Financiera, lo que supera la media de América Latina, que es de 46.5%. 

Realizan estudios

Según Jim Madriz, presidenta ejecutiva de la Conami, en Nicaragua aún no se ha desarrollado “una base específica” para poder decir cómo está el país en cuanto a inclusión financiera desde el punto de vista de las microfinancieras y seguirlo monitoreando. 

“Para eso se hace una encuesta, que la tenemos que hacer nosotros, y en dependencia de la línea que partamos en ese estudio, vamos a ver cada cuánto tiempo la vamos a tener que estar haciendo para ver el avance que estamos teniendo”, explicó Madriz.

Bayardo Arce, asesor económico de la Presidencia, dijo a los periodistas que ese estudio se está haciendo entre la Conami y el Banco Central de Nicaragua, con apoyo del BID.

“Ahorita se hizo un trabajo de parte de Conami, con el Banco Central y con apoyo del BID, para hacer un estudio minucioso, que todavía no ha terminado, de dónde están los trabones principales y qué medidas se pueden tomar para facilitar que cada vez más gente tenga acceso al crédito”, expresó Arce a los periodistas.

Por su parte, Verónica Herrera, manifestó que Asomif, con apoyo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), también desarrollará un estudio que presentarán dentro de tres meses, que aborda aspectos de inclusión financiera.

El foro 

La Conami tiene 36 instituciones de microfinanzas reguladas, las cuales manejan una cartera de créditos de US$317 millones, con un total de 590,000 clientes.

“Las expectativas de este foro es que todas las instituciones que tenemos reguladas, las 36 instituciones tengamos mayor conocimiento, y tengamos experiencia, tanto de la región centroamericana, como latinoamericana, en lo que a inclusión financiera se refiere desde el punto de vista de las microfinancieras”, explicó la presidenta ejecutiva de la Conami.

Madriz dijo que se refería a saber cómo llegar con productos y servicios financieros a aquellos sectores de la población con bajos ingresos, cómo llegar mejor y con productos adecuados a la clientela.

Uno de los temas específicos del foro, que continúa hoy en un hotel capitalino, es el de la Ley de Garantías Mobiliarias, que entrará en vigencia en octubre de este año en el país.

Por otra parte, la presidenta ejecutiva de Conami explicó que se debatirán algunas propuestas de reformas a la Ley de Microfinanzas. 

Por ejemplo, se está proponiendo que toda organización que se dedique a las microfinanzas se registre de manera obligatoria en la Conami, porque actualmente es voluntario.

Aguerri: Fitch evalúa a Nicaragua “sin ningún tipo de subjetividad”

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, expresó ayer que los indicadores que están presentando las agencias calificadoras de riesgo que vienen al país, sin ningún tipo de subjetividad en el análisis, reflejan lo que está sucediendo en la economía nicaragüense.

Se refería a que el pasado miércoles la agencia Fitch Ratings ratificó la calificación de la deuda soberana de largo plazo en moneda nacional y extranjera de Nicaragua en B+, con perspectiva estable; y en B la calificación de la deuda soberana de corto plazo en moneda nacional y extranjera, y mantuvo el techo país en B+.

“Para nosotros es importante que esas calificaciones se mantengan. Vemos que en otros países de Centroamérica han bajado, (mientras) que en Nicaragua se mantienen, incluso en algunos casos tienen perspectivas positivas, lo que nos permite que sigamos atrayendo inversión. Al final del día se trata de que la economía crezca y la economía crece con las empresas”, manifestó Aguerri.

El asesor económico de la Presidencia, Bayardo Arce, también opinó ayer sobre esa calificación emitida ayer por Fitch Ratings, la que calificó de “magnífica”.

“Yo creo que todas las calificadoras de riesgo y los organismos internacionales van a estar emitiendo iguales diagnósticos, porque la economía es una y la realidad otra. La verdad es que hemos logrado consolidar el proceso económico del país a un ritmo de crecimiento y en ese sentido las perspectivas, tanto de este año como de los años venideros, son positivas y halagüeñas”, declaró Arce.

El funcionario, sin embargo, alertó de que “hay que tener presente que eso (calificación) no te da el derecho de embriagarte de éxito”, porque siempre hay retos por delante.

Fitch Ratings evaluó que el Gobierno mantiene una “política macroeconómica estable apoyado por la consulta del sector privado sobre política económica”.

“Según Fitch, las calificaciones crediticias de Nicaragua reflejan su estabilidad macroeconómica, desempeño económico y gestión financiera pública prudente. La agencia destaca que el desempeño económico del país es robusto con una reducción de la inflación y que factores externos como la demanda externa de nuestras exportaciones, los bajos precios del petróleo, los flujos de inversión extranjera directa y el acceso a financiamiento externo continúan apoyando el crecimiento”, aseveró el Banco Central de Nicaragua en una nota colgada en su sitio web.