•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Fundación Nicaragüense para el  Desarrollo Económico y Social (Funides) insiste en diversificar la matriz exportadora del país hacia actividades “sofisticadas”, es decir productos y servicios con más valor agregado. Para ello elaboró un mapa de la transformación estructural que será presentado durante la ExpoApen, el próximo 1 y 2 de septiembre.

“Nicaragua no ha aumentado su diversificación en 20 años”, expuso ayer el director ejecutivo del Funides, Juan Sebastián Chamorro, durante un adelanto del segundo Informe de Coyuntura Económica (ICT) que el centro de pensamiento presentará hoy en Managua.

“Manteniendo el crecimiento reciente, Nicaragua en diez años apenas igualaría el PIB (Producto Interno Bruto) per cápita actual de Guatemala, pero para ese entonces, este último habría crecido lo suficiente como para mantener la brecha de ingreso con respecto a nuestro país, el que seguiría a la saga en la región”, expuso Chamorro. 

Según el Informe de Coyuntura Económica, al analizar el detalle del crecimiento de las exportaciones “se notan aspectos preocupantes”. Para empezar, esa tendencia de crecimiento explosivo de las exportaciones está en pausa: el crecimiento promedio 2013-2016 es de un 0.7 por ciento anual.

“Más importante aún, Nicaragua mantiene una tendencia preocupante de concentración de sus exportaciones de mercancías en el sector primario. Los productos agropecuarios, pesqueros y minería conforman tendencialmente cerca del 75 por ciento de las exportaciones de mercancías totales y esta tendencia no da muestras de cambio”, señala el informe.

Chamorro manifestó que el capítulo Propuesta de transformación productiva: Nuevas oportunidades para Nicaragua forma parte del ICT y es un trabajo que se ha realizado en los últimos tres meses y en el que se usó una metodología basada en el estudio que ha hecho  en otras partes del mundo el economista Dani Rodrik.