•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Alianza Nacional Cafetalera de Nicaragua avizora una buena cosecha 2017-2018, debido al buen invierno en todos los departamentos productores de café, lo que ha permitido que el grano cuaje bien, además del control de plaga que cada productor ha mantenido en su finca.

Así lo dio a conocer la presidenta de la Alianza Nacional Cafetalera de Nicaragua, Aura Lila Sevilla, quien dijo que el grano necesita agua pera tener buen peso y rendimiento, lo que este año se ha logrado, ya que comparado con el ciclo anterior, este año las plagas estuvieron controladas  y las condiciones son buenas para una buena producción y rendimiento, expresó.Se espera buen rendimiento de la cosecha cafetalera en Matagalpa.

“Visualizamos una cosecha anticipada debido al mismo fenómeno de comportamiento de las lluvias, por lo que creemos que ahora en septiembre vamos a iniciar de hecho el ciclo 2017-2018 de la cosecha de café y en octubre esperamos estar en cosecha plena, pero así como hay factores positivos del buen invierno, las plagas y enfermedades controladas, también hay factores negativos como el precio, mano de obra, entre otros, ya que no vemos una reacción positiva en los precios debido a que los costos de producción son altos y lo que nos puede ayudar son los rendimientos”, señaló Sevilla.

Producción

Matagalpa mantiene una meta de producción de 600 mil quintales de café oro, la que el año pasado se vio afectada por la falta de lluvia y mano de obra, y a pesar de que este año habrá una buena cosecha,  esta meta se mantiene debido a que no puede ser superada porque hay factores que afectan la producción al momento de la recolección, expresó la dirigente gremial.

“Esa meta es imposible ahorita superarla porque hay factores negativos y uno de esos factores es la mano de obra, si el invierno se comporta como ahora y llegamos a un diciembre en cosecha plena y se nos viene la cosecha de Jinotega y Nueva Segovia, hay una gran competencia de la mano de obra, pero además hay mucha gente que está emigrando del país, ya que no garantizamos estabilidad laboral en la época de precorte, entonces sale mucha mano de obra fuera del país y nos vemos afectados a la hora de la cosecha plena”, manifestó. 

La dirigente señaló que si el invierno se comporta como está, puede haber afectación por la caída de café en los meses picos, como diciembre, que se  une a los días feriados como el 7 el 24 y el 31 de diciembre, y recordó que  ya desde el 24 se desestabiliza la mano de obra y se viene a estabilizar en la primera y segunda semana de enero,  lo que podría  afectar la producción.

En términos optimistas, la cosecha de este año puede andar entre los 600 y 650 mil quintales oro, metas que se mantendrán por muy buen tiempo, concluyó la dirigente de la Alianza Nacional de Cafetaleros Nicaragüense.