•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La entrega de unos  236,000 nuevos títulos de propiedad en distintos municipios del país es uno de los objetivos principales que debe cumplir el Proyecto de Ordenamiento de la Propiedad Fase II con el préstamo de US$18millones otorgados por el Banco Mundial, un financiamiento que recientemente fue aprobado por el plenario de la Asamblea Nacional con 89 votos.

Este programa, en su segunda fase,  pretende  beneficiar a 120,360 mujeres y 115,640 hombres “mediante el barrido, levantamiento catastral, hasta concluir con la entrega de la titulación de las propiedades”, indica el documento presentado al plenario parlamentario por la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto del Poder Legislativo.     

“La entrega de títulos (de propiedad) es algo sumamente positivo,  es el objetivo meta de este préstamo, pero no del programa total, porque el programa es muchísimo más grande. Se trata de ordenar la propiedad, mejorar las capacidades del catastro, fortalecer la Dirección Alterna de Resolución de Conflicto de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), en otras palabras, la titulación es solo un elemento de un escenario denominado ordenamiento de la propiedad”, señaló el legislador Wálmaro Gutiérrez, presidente de dicha comisión parlamentaria.

Los fondos son ejecutados por la Procuraduría General de la República, que trabaja el Proyecto de Ordenamiento de la Propiedad (Prodep),  en coordinación con la CSJ e Ineter.

Con los US$18 millones se planea ampliar las acciones del Prodep en municipios de Chinandega, León, Estelí, Jinotega, Madriz, Matagalpa y Nueva Segovia. Se planifica que para junio del 2020 se haya cumplido con todas las actividades que se pretenden desarrollar con este financiamiento.  

Más de 300,000 propiedades legalizadas

Se pretende “avanzar en la capacitación y equipamiento en 23 alcaldías. El ordenamiento y la titulación de la propiedad es un estabilizador social, representa un enorme beneficio para los dueños de la tierra, porque el título da seguridad jurídica y permite la posibilidad de ser sujeto activo de crédito, cuando uno tiene su propiedad inscrita, regulada, catastrada, esto permite la posibilidad de acceder a un financiamiento”, recalcó Gutiérrez. 

Del monto total de este préstamo, una parte de US$7.33 millones se invertirá en el fortalecimiento de la capacidad de registro de la propiedad y de las Resoluciones Alternas de Conflictos, y otra parte de los US$7.39 millones se destinará a los servicios de titulación y regularización de las propiedades. El plazo para pagar este crédito es de 25 años con cinco de gracia. El nivel de concesionalidad de este financiamiento del  Banco Mundial es de 30.44%.  

El Prodep se ejecuta desde al año 2002 y en todas sus etapas ha recibido financiamiento del Banco Mundial. 

“Hemos venido trabajando en materia de titulación y regularización de la propiedad desde hace 10 años. El objetivo es continuar ordenando la propiedad básicamente. Tenemos una buena cantidad de títulos que hemos venido trabajando, hasta el momento hemos legalizado a más de 300,000 protagonistas (propietarios) con este programa y continuamos con la modernización, con la sistematización de los servicios”, señaló por su parte la subprocuradora Wendy Morales.